¿Dónde están enterrados los más ricos de la historia?

Antes de la era de las tecnológicas hubo personajes que amasaron una fortuna multimillonaria gracias al petróleo o el acero

Mausoleo de Augusto, en RomaLa RazónLa Razón

Bezos, Gates, Zuckerberg y Musk son algunos de los rostros más conocidos en la actualidad gracias a sus negocios multimillonarios que los han llevado a los puestos más altos de la lista Forbes. Antes de ellos, otros personajes amasaron grandes fortunas, principalmente por el negocio del transporte y explotación de petróleo. En el Día de los Difuntos recordamos quiénes fueron y dónde están enterradas algunas de las personas más ricas de la historia.

César Augusto

Nadie en la historia se ha acercado ni se va a acercar a la riqueza que acumuló en su momento César Augusto. Según la revista Money, el primer emperador de Roma, nacido bajo el nombre de Cayo Octavio Turino, alcanzó una riqueza cercana a los 4 billones de euros. Comenzó a construir el Mausoleo de Augusto, en Roma, en el año 29 a.C. y fue enterrado allí en el 14 a.C.

Andrew Carnegie

Andrew Carnegie fue un empresario escocés que acumuló una fortuna cercana a los 316.000 millones de euros gracias al acero. En 1870 fundó la Carnegie Steel Company, que controló la industria a finales del siglo XIX. Carnegie murió en 1919 en Lenox, Estados Unidos, por una bronconeumonía y fue enterrado en el cementerio de Sleepy Hollow, en Nueva York.

John Rockefeller

John Davison Rockefeller fue un magnate de la industria petrolera entre finales del siglo XIX y principios del XX. Fundó Standard Oil, compañía con la que controló la extracción, refinado, transporte y distribución del petroleo de Estados Unidos gracias a su modelo de cártel y su fortuna alcanzó los 1.500 millones de dólares en la época (el 1,52% del PIB del país). En la actualidad equivaldía a unos 280.000 millones de euros.

Falleció en 1937, en Ormond Beach, Florida (EE UU), y sus restos descansan en el cementerio de Lake View en Cleveland (Ohio, EE UU). El mausoleo de la familia Rockefeller cuenta con un obelisco de unos 20 metros de altura.

Nicolás II

Nicolás II fue el último zar de Rusia. A diferencia de la economía del país durante esa época, que acabó sumido en una profunda crisis, se estima que la fortuna del emperador llegó a alcanzar los 250.000 millones de euros. Él y su familia fueron asesinados por los bolcheviques en julio de 1918, un año después de su abdicación. Sus restos descansan desde 1998 en la Catedral de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo (Rusia).