Sacyr entra en el negocio de las concesiones de EE UU con un contrato de 1.200 millones

Se encargará de la gestión del agua de la Universidad de Idaho durante 50 años

Campus de la Universidad de IdahoServicio Ilustrado (Automático) SACYR

Sacyr ha desembarcado en uno de los mercados de concesiones más importantes del mundo, EE UU. El grupo de construcción y servicios español ha firmado su primer contrato concesional en este país para la gestión y mejora de los servicios energéticos y de agua de la Universidad de Idaho durante un plazo de 50 años, según ha informado en una nota. El contrato representa una cartera de ingresos de cerca de 1.200 millones de euros para la concesionaria, además de 525 millones de euros para la operadora también participada por Sacyr, de los cuales aproximadamente 255 millones serán destinados a mejoras de eficiencia y gestión energética y de recursos hídricos, según ha detallado el grupo.

Sacyr Concesiones, en consorcio con el gestor de infraestructuras Plenary, realizará la operación, mantenimiento y mejora de los sistemas de generación y distribución de energía, agua y vapor del campus, que tiene 640 hectáreas y está ubicado en la ciudad de Moscow.

Con este contrato, Sacyr consigue un nuevo hito de su Plan Estratégico 2015-2020: la consecución de su primer proyecto concesional en Estados Unidos.

Campus de la Universidad de Idaho

La Universidad de Idaho fue fundada en 1889 e imparte más de 150 titulaciones a sus casi 12.000 alumnos. El campus de Moscow de la Universidad de Idaho tiene 640 hectáreas que incluyen 253 construcciones y 32 hectáreas de arboleda. La infraestructura de servicios del campus de la Universidad se asemeja a la de una pequeña ciudad. Cuenta, por ejemplo, con un sistema de distribución de agua enfriada de 12,8 kilómetros y una red de distribución eléctrica de 6 kilómetros de longitud. Las redes de distribución de agua potable suman 31,7 kilómetros y cuenta también con conductos de distribución de vapor y aire comprimido.

Entre las mejoras que introducirá el consorcio, destaca la reducción de la huella de carbono procedente del consumo energético del complejo universitario. Para ello, Sacyr potenciará el uso de fuentes renovables y se aumentará la eficiencia del sistema. Además, realizará una explotación sostenible de los acuíferos de Grande Ronde y Wanapum y se mejorará la gestión de las aguas residuales.

Sacyr inició su actividad de construcción Estados Unidos en 2018 y desde entonces ha ganado siete contratos en los estados de Florida y Texas, que suman una cartera de obra superior a 640 millones de dólares (575 millones de euros).