Acciona gana 78 millones y experimenta una gradual recuperación en el tercer trimestre

La compañía alcanza un nivel histórico de 15.966 millones de euros en su cartera de Infraestructuras

Acciona registró un beneficio neto de 78 millones de euros (-63,4%) durante los primeros nueve meses de 2020, un resultado que incluye un apunte negativo de 56 millones de la contribución por puesta en equivalencia de la participación de Acciona en Nordex (36,41%), fabricante de turbinas eólicas, según informó la compañía. Si bien los resultados de la empresa continúan acusando los efectos de la pandemia, “en el tercer trimestre las cifras reflejan una recuperación gradual de la actividad y una mejora sensible en los resultados financieros, tendencia que se espera se consolide en el cuarto trimestre y en 2021”, según ha explicado el grupo.

De julio a septiembre, Acciona siguió avanzando en la implantación de medidas destinadas a proteger sus planes de crecimiento a medio y largo plazo. Al cierre del periodo, la cartera de Infraestructuras crecía a niveles históricos, hasta los 15.966 millones de euros (+40,2% en lo que va de año). Además, en el negocio de Energía, la compañía instaló 392MW y tenía al final del trimestre otros 682MW en construcción. Acciona iniciará también la construcción de 2.491MW adicionales en 2021.

Ingresos, Ebitda e inversión

Los ingresos totales de Acciona alcanzaron los 4.554 millones de euros (-13,9%). La cifra refleja el impacto de la pandemia (-759 millones de euros), que ha provocado una bajada de los precios de la energía -fundamentalmente en España, por unos menores precios del pool- así como la suspensión o ralentización durante el periodo de confinamiento de algunas actividades de los negocios de Construcción y Servicios.

El Ebitda acumulado de la compañía fue de 760 millones de euros (-23,8%). El dato recoge fundamentalmente el impacto del Covid-19 en este ejercicio (-195 millones de euros), a lo que hay que añadir que el dato de nueve meses de 2019 incluía el efecto positivo del acuerdo logrado el pasado año con el cliente del Metro Ligero de Sídney.

El ritmo inversor del grupo (660 millones de euros) se atenuó en el tercer trimestre “como medida de contención de la deuda en un año donde los resultados operativos se ven afectados por la pandemia”, según la firma. La compañía asegura que no ha retrasado ningún proyecto de generación renovable y continúa avanzando en su plan de crecimiento de 5GW nuevos a 2024. Del total de inversiones, el 76% (502 millones) se destinó a poner en marcha proyectos de nueva capacidad renovable, con parques eólicos como los de Santa Cruz y San Carlos (México), o Palmas Altas y La Chalupa (EE UU).