Copago farmacéutico: ¿qué es y cuántos pensionistas están exentos?

El Gobierno quiere eliminarlo para otros seis millones de personas en 2021

I_VIEWFINDER / RAPISAN JOHN

El anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 quiere eliminar el copago farmacéutico a varios colectivos vulnerables que representan aproximadamente seis millones de personas. Si se aprueban las cuentas en el Congreso, el año que viene ahorrarán un total de 257 millones de euros al dejar de realizar esta aportación, según los cálculos del Ejecutivo.

¿Qué es el copago farmacéutico?

El copago farmacéutico es la cantidad de dinero que se debe abonar a la hora de comprar un medicamento con receta, a pesar de que esté subvencionado. La cuantía varía en función de los ingresos de cada persona, según recoge el RD-Ley 16/2012 que el Gobierno quiere derogar parcialmente. De esta forma, los pensionistas cuya renta no supere los 100.000 euros pagan el 10% del precio del medicamento (con un tope de 8 euros al mes para los que no superen los 18.000 euros al año y de 18 euros para el resto). Los pensionistas que superen los 100.000 euros anuales tienen que pagar el 60% del precio, con un límite máximo de 60 euros al mes.

Para las personas activas, el importe a pagar también es progresivo en función de sus ingresos. Para las rentas inferiores a 18.000 euros al año y sus beneficiarios, el precio será del 40%; los que se encuentren entre los 18.000 euros y los 100.000 euros anuales tendrán que pagar el 50% del medicamento; y los que superen esa cantidad tendrán que abonar el 60%.

¿Quién está exento del copago farmacéutico?

Actualmente, independientemente de si se aprueban o no los Presupuestos Generales del Estado para 2021, los siguientes colectivos vulnerables están exentos del copago farmacéutico:

  • Afectados de síndrome tóxico y personas con discapacidad en los supuestos contemplados en su normativa específica.
  • Personas perceptoras de rentas de integración social.
  • Personas perceptoras de pensiones no contributivas.
  • Parados que han perdido el derecho a percibir el subsidio de desempleo en tanto subsista su situación.
  • Personas con tratamientos derivados de accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Además, el Gobierno quiere extender estos beneficios a otras seis millones de personas que reúnen los siguientes requisitos:

  • Menores de edad con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, que representan 138.102 personas.
  • Perceptores de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción, que suman un total de 2,35 millones de personas.
  • Pensionistas con rentas inferiores a 5.635 euros, o a 11.200 euros en caso de no estar obligados a presentar declaración por el IRPF, lo que implica la exención del copago farmacéutico a otros 3,56 millones de personas