¿Busca casa en la playa por 5 euros y vistas al mar?

Una empresa española comenzará a sortear viviendas con un máximo de 5.000 euros en la compra de números para la rifa

Imagen de la vivienda en la costa de Almería que se rifa en SesorteaLa Razón

La empresa 100% española Sesortea rifará el próximo 25 de marzo de 2021 una vivienda en el complejo turístico de Vera Playa, en Almería por solo 5 euros. Se tata de una vivienda de dos habitaciones y dos baños, con piscina, garaje, trastero y a un par de minutos de la playa. Además, cuenta con dos amplias terrazas de más de 18 metros cuadrados cada una, es totalmente exterior y tiene vistas al mar.

El único límite para acceder a esta vivienda mediante un sorteo totalmente legal es no superar la compra de 1.000 números por persona (o DNI).

El ganador de esta y las sucesivas rifas no tendrán que pagar impuestos ya que la empresa asume la mayor parte de los cargos. Sobre el impuesto del juego (un 20% sobre los ingresos netos que se produzcan en el sorteo) Sesortea paga su totalidad al igual que el de transmisiones patrimoniales. Sobre los gastos de Notaría, registros y gestiones, la empresa se hace cargo hasta 5.000 euros. Sobre el pago del IRPF por ganancia patrimonial, la empresa aporta hasta 20.000 euros.

Ocho años después de que la ley del juego regulara las rifas de bienes inmuebles, Manuel Gonzálvez, un emprendedor madrileño, puso en marcha en diciembre de 2019 la primera plataforma de sorteo de viviendas por internet en España, que ahora inicia su actividad. El sorteo es totalmente legal y ya ha obtenido la autorización de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

Tanto la vivienda que se sorteará el 21 de marzo como las posteriores han pasado por un proceso detallado de revisión, están listas para entrar a vivir, libres de cargas y cuentan con una tasación oficial reciente, según indica el portal de la empresa.

Según la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) se permite un sorteo cada 12 meses. Es decir, solo se puede sortear una casa cada año natural.

Desconocido en España, este modelo de acceso a la vivienda es popular en Canadá, Reino Unido y Australia y su principal característica es el ahorro de impuestos y gastos tanto para los compradores como para los propietarios, a los que la empresa garantiza que recibirán como mínimo el 85% del valor de tasación del inmueble, independientemente de cómo se desarrolle la venta de números.