UPTA propone seis tramos de cotización para el nuevo sistema por ingresos reales

Plantea bases mínimas en función de los ingresos previstos y tres tramos especiales en base al SMI. Pide que el cambio de sistema se haga “cuanto antes”.

Un trabajador en una obra

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha pedido “máxima celeridad” al Ministerio de Seguridad Social para que se produzca “cuanto antes” el cambio en el sistema en cotización de los autónomos y pide que haya seis tramos de cotización. Así lo ha señalado en un comunicado, en el que ha remarcado que el modelo de cotización por ingresos reales supondrá que más de 400.000 autónomos que se encuentran en una “trágica” situación económica, “puedan sentirse aliviados”.

En su propuesta, UPTA apuesta por tres tramos especiales; para los autónomos que ganen por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se pagaría una cuota mensual de hasta 143,08 euros mensuales, en el marco del nuevo sistema de cotización por ingresos reales. Para los autónomos con rendimientos netos inferiores a la mitad del SMI se establecería una cuota de 71,54 euros al mes, resultante del 25% de la base mínima de cotización vigente, y para los que obtengan ingresos superiores hasta el SMI, tendrían una cuota mensual de 143,08 euros, equivalente al 50% de la base mínima.

Para el resto de autónomos que ganen por encima del SMI, UPTA propone seis tramos de cotización. Para los que tengan rendimientos entre el SMI y los 25.000 euros anuales, la base mínima de cotización mensual sería de 944,4 euros; para quienes ganen entre 25.000 y 30.000 euros anuales, la base de cotización mínima sería de 1.214,08 euros; para los autónomos con rendimientos netos entre 30.000 y 40.000 euros, su base mínima se situaría en 1.456,96 euros; entre 40.000 y 50.000 euros de ingresos, la base sería de 1.748,34 euros; los rendimientos netos entre 50.000 y 60.000 euros tendrían una base mínima de 2.098 euros, y quienes superen los 60.000 euros anuales cotizarían por una base mínima de 2.517,6 euros.

Este sistema será opcional para los autónomos, pudiendo elegir su tramo de cotización en función de sus previsiones de rendimientos netos anuales y pudiendo cambiar de base de cotización cuatro veces al año. Al final del ejercicio fiscal se regularizarán las cotizaciones para que las mismas se adecuen a los rendimientos netos realmente obtenidos en el ejercicio económico. UPTA propone que queden excluidos los familiares colaboradores de los autónomos y los religiosos incluidos en el campo de aplicación del Régimen de Autónomos.

La organización considera que el sistema “garantiza que ninguna persona trabajadora autónoma haga aportaciones indebidas al sistema, tanto por sobre cotización o por infra cotización”. En este sentido, indicó que más de 73.000 autónomos con tarifa plana declararon ingresos netos por encima de los 20.000 euros en el ejercicio 2018, de los que más de 20.000 autónomos gravaron más de 40.000 euros de ingresos. “Esto es inaceptable, la tarifa plana debe ser una ayuda al inicio de actividad y la regularización de la cotización se tiene que establecer con los mismos criterios que se pondrán en marcha con el nuevo sistema que se está construyendo”, consideró el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

Según la organización, el nuevo sistema de cotización por ingresos reales se pondrá en marcha en 2021 para 1.989.636 autónomos personas físicas y para 987.263 autónomos societarios. Supondría que más de 400.000 autónomos que se encuentran en una “trágica situación” económica puedan aliviarse. Según explica la organización, “el sistema que proponemos garantiza que ninguna persona trabajadora autónoma haga aportaciones indebidas al sistema, tanto por sobre cotización o por infracotización”, ha dejado claro, tras apuntar que “es necesario que la gran mayoría de los cotizantes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se incorporen al nuevo sistema de cotización en función de sus rendimientos netos”.