BBVA naufraga en Estados Unidos y vende su filial en el país por 9.700 millones

La división lleva años dando problemas al banco, que tuvo que reducir su valor en 1.350 millones a finales de 2019

BBVA ha acordado con The PNC Financial Services Group la venta del 100% de su filial en EE UU, así como de otras sociedades del grupo en este país, por 11.600 millones de dólares (9.700 millones de euros), que se pagarán enteramente en efectivo. En un hecho relevante remitido este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA ha explicado que el acuerdo alcanzado no incluye la venta del negocio institucional del Grupo BBVA desarrollado a través de su bróker dealer BBVA Securities Inc. ni la participación en Propel Venture Partners US Fund I, L.P. La entidad espera que la operación esté cerrada a mediados de 2021.

El presidente del banco, Carlos Torres Vila, valora en la nota la operación, que representa “casi el 50% de la capitalización bursátil de BBVA para un negocio que genera menos del 10% de nuestro beneficio”. Asimismo, este precio es “más de dos veces y media el valor que los analistas asignan a esta filial”, con lo que la creación de valor para los accionistas es “muy significativa”. Además del capital que genera, ofrece “una gran flexibilidad estratégica”, añade Torres Vila, “para invertir de forma rentable en nuestros mercados, impulsando nuestro crecimiento a largo plazo y apoyando a la economía en la fase de recuperación, así como para incrementar nuestra remuneración al accionista”.

Problemas con la filial

La filial estadounidense se había convertido desde hacía un tiempo en un foco de inestabilidad para las cuentas de BBVA. A finales de 2019, el banco anunció la reducción en 1.500 millones de dólares, cerca de 1.350 millones de euros al cambio actual, del valor de la filial, por la evolución de los tipos de interés en el país y la ralentización de la economía. En julio, cuando anunció sus resultados, la entidad comunicó que el ajuste del fondo de comercio en Estados Unidos, por importe de 2.084 millones, junto con las provisiones para protegerse de la Covid-19 le habían llevado a cosechar unas pérdidas de 1.792 millones de euros en el segundo trimestre del año.

El negocio excluido de la operación será transmitido por parte de BBVA USA Bancshares a entidades del grupo BBVA con carácter previo al cierre de la operación. BBVA continuará desarrollando el negocio mayorista que realiza actualmente a través de su sucursal en Nueva York, ha añadido el banco.

BBVA espera que la operación anunciada este lunes genere un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (“fully loaded”) del grupo de aproximadamente 300 puntos básicos y un resultado positivo neto de impuestos de aproximadamente 580 millones de euros (686,4 millones de dólares).

BBVA está presente en la región del Sunbelt, con más de 100.000 millones de dólares en activos, 637 oficinas y posiciones de liderazgo en Texas, Alabama y Arizona. El banco seguirá prestando servicios de banca corporativa y de inversión a sus grandes clientes corporativos e institucionales, y mantendrá la oficina de representación en San Francisco y el fondo de inversión en “fintech” Propel Venture Partners.

Los inversores aplauden

En cualquier caso, los inversores están aplaudiendo la operación y BBVA se dispara en bolsa a las 13:45 casi un 19%, siendo junto con Banco Sabadell (+20%) los valores que más suben del Ibex 35. Las acciones del Sabadell se han disparado también, al ser el candidato más probable para un posible fusión con BBVA ahora que la entidad tiene capacidad financiera para afrontar una gran adquisición.