El Gobierno retrasa el plan de apoyo a la hostelería y solo aprobará la extensión de la carencia de los ICO

El Consejo de Ministros baraja adelantar algunas medidas ante las “urgencias” del sector. Las patronales reclaman ayudas directas, “las indirectas ya no funcionan”, denuncian

El Gobierno dará mañana una de cal y otra de arena en el Consejo de Ministros. Por un lado aprobará la extensión de los periodos de carencia de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), tras acordarlo con la Comisión Europea y las entidades bancarias. Sin embargo, los comerciantes, los hosteleros y los empresarios del sector del turismo tendrán que esperar para ver aprobado el plan de apoyo al sector anunciado por el Ejecutivo, ya que no tiene previsto aprobarlo mañana salvo cambio de última hora.

Según fuentes ministeriales, todavía “no se han cerrado las bases sobre las que debe sustentarse este plan”, ya que se mantienen “abiertas aún las conversaciones" con las comunidades autónomas y las corporaciones locales para determinar “de forma concreta" las medidas que deben tomarse en este nuevo el plan de apoyo a los sectores de la hostelería y del comercio -dos de los más afectados por la crisis sanitaria- y que sea efectivo "a medio plazo -para salvar la campaña navideña-, y a medio plazo para que sus beneficios sean duraderos”, defienden.

El Ejecutivo no descarta “adelantar algunas medidas” ante la urgencia del sector, que hasta el mes de octubre según datos de las patronales, habrían echado el cierre 65.000 negocios hosteleros, perdido 350.000 empleos y habrían sufrido una caída de la facturación de más del 50% respecto a 2019. Por ello, fuentes gubernamentales han confirmado que barajan aprobar un primer paquete de actuaciones que actúe como “balón de oxígeno” sobre un sector “absolutamente maltratado por la circunstancias marcadas por la pandemia”, reconocen. Para ello, se han recibido de forma “muy receptiva” algunas de las propuestas económicas, fiscales y financieras presentadas por las asociaciones del sector y se está acelerando “la definición de esos apoyos”.

Entre las posibles medidas a implementar destacan bonificaciones y exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social, que se sumarán a la ampliación de carencia y del plazo de amortización de los créditos ICO -que aprobará mañana el Consejo de Ministros-, así como acciones para poder renegociar los alquileres. Sin embargo, el sector hostelero asegura que ese tipo de medidas ya “se quedan cortas y no sirven en el escenario actual”, por lo que reclaman que se pongan a disposición del sector 8.500 millones de euros de ayudas directas para “mantener a flote garantizar la supervivencia de las empresas de momento. Las ayudas indirectas ya no funcionan", explican desde la patronal.

Dentro de esas medidas adelantadas entraría la extensión de la carencia de los créditos ICO, con la que se pretende mantener la liquidez, aunque falta definir con exactitud cuánto se ampliarán -ahora mismo tienen un periodo de carencia de hasta 12 meses- y si será para todos los sectores. Según las mismas fuentes, se pretende ampliar los periodos de carencia entre seis y 12 meses meses más -con un periodo máximo de tres años- y se baraja también que se alarguen los plazos de amortización. El importe avalado por el Gobierno con los créditos ICO hasta el pasado 11 de noviembre alcanzaba los 81.787 millones de euros y en total se han movilizado unos 107.600 millones con la firma de 876.000 operaciones, el 98% de estas con pymes y autónomos.