El periodo de carencia de los créditos ICO se ampliará hasta tres años más

El Gobierno baraja también que se alarguen los plazos de amortización

Pymes, autónomos y empresas que solicitaron financiación con aval del Estado dispondrán de una prórroga de hasta tres años más para devolver los créditos con garantía del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Así lo ha confirmado la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras la reunión que buena parte de los ministros del Ejecutivo, con Pedro Sánchez a la cabeza, han mantenido con los agentes sociales para constituir la nueva Mesa del Diálogo Social, con la que se pretende mantener una línea de comunicación directa en ambos sentidos sobre la implementación de los fondos de la ayuda europea.

Mañana en el Consejo de Ministros se aprobará oficialmente la extensión de la carencia de los créditos ICO, con la que se pretende mantener la liquidez y rebajar la carga financiera al dar la posibilidad de extender en tres años más el plazo de devolución. Aunque mañana se definirán con exactitud cuánto se ampliarán y si será para todos los sectores, el Gobierno sí ha confirmado que aumentarán los periodos de carencia en periodos de entre seis y 12 meses meses más, con un máximo de tres años, y se baraja también que se alarguen los plazos de amortización.

El importe avalado por el Gobierno con los créditos ICO hasta el pasado 11 de noviembre alcanzaba los 81.787 millones de euros y en total se han movilizado unos 107.600 millones con la firma de 876.000 operaciones, el 98% de estas con pymes y autónomos. Más del 30 % de estos préstamos tienen un plazo de devolución en torno a 4 años, que ahora, siempre que la situación de la empresa lo permita, podrá alargarse hasta 3 años más.

El Gobierno aprobó dos programas para que el ICO avalase créditos y la liquidez llegase a pymes, autónomos empresas: uno de 100.000 millones de euros, otorgado en su integridad y por un plazo de cinco años, con uno de carencia; y un segundo por 40.000 millones, abierto actualmente a la contratación y cuya disposición están siendo más limitada por parte de empresas y autónomos. Para el primer programa se espera que el Consejo de Ministros amplíe los plazos a siete años y otorgue otro año más de carencia en los pagos para dar oxígeno a empresas que no han podido restablecer su actividad por la pandemia. Para el segundo, actualmente en vigor, se ampliará el plazo para poder solicitarlos al 30 de junio, lo que supone tres meses más puesto que vencía en diciembre. El plazo de ocho años que se aplicará en los créditos ya concedidos bajo el primer programa se corresponde con el marco establecido por Bruselas para medidas de estímulo, y que ya está aplicándose en el segundo programa del ICO. La UE alargó su llamado ‘Marco Temporal’ al 30 de junio de 2021 hace unas semanas y al mismo ya se han acogido numerosos programas de apoyo similares al español de países como Francia, Grecia, Italia o Chequia.