Hacienda tapa parte del agujero de la Seguridad Social y del servicio de empleo con un crédito de 8.300 millones

Transferirá un crédito de 6.000 millones al Ministerio de Escrivá “para equilibrar sus cuentas” y otros 2.300 al SEPE para cubrir subsidios y prestaciones. Hoy ha sumado otros 4.000 del SURE europeo

La ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de ministros en Moncloa, Madrid (España), a 17 de noviembre de 2020. En esta reunión el Gobierno ha aprobado la extensión de los periodos carencia de los créditos ICO.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

El agujero negro en el que se ha convertido la Seguridad Social durante esta pandemia -aunque su mala situación financiera lleva años en números rojos- ha obligado al Gobierno a tener que tapar de manera urgente las vías de agua que mantienen sus finanzas en negativo. Por ello, el Consejo de Ministros ha aprobado una nueva transferencia de 6.000 millones de euros para mantener la operatividad de la Seguridad Social, y de otros 2.300 millones para el Servicio de Empleo Público (SEPE), cuyas necesidades financieras se han disparado durante la crisis.

Según manifestó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la intención de su departamento es transferir un suplemento de crédito por valor de 6.000 millones “para equilibrar las cuentas de la Seguridad Social ante el descomunal gasto que han supuesto las medidas de alivio y protección de rentas derivadas de la pandemia”. El pasado mes de mayo ya se concedió a la Seguridad Social un crédito de más de 14.000 millones, que ahora ahora ha sido ampliado.

De igual forma, se ha dado luz verde a un crédito extraordinario de 2.300 millones para que el SEPE mantenga su solvencia financiera en el pago de las diferentes prestaciones y subsidios que tiene asumidas, tanto las prestaciones contributivas como de los subsidios y otras prestaciones extraordinarias aprobados con motivo de la situación sanitaria, tanto los derivados de los ERTE, como de los subsidios especiales, tales como el concedido al sector de la cultura, al mundo taurino o a las empleadas de hogar, entre otros.

“Con estas medidas se garantiza la protección a colectivos especialmente vulnerables, un objetivo que ha sido prioritario para este Gobierno desde el primer momento”, explicó Montero. “Todas estas actuaciones permiten proteger a las personas, ya que el gasto de la Seguridad Social generan unas necesidades extraordinarias de financiación, que queda garantizada con esta operación”. La ministra también ha recordado que esta transferencia muestra el compromiso del Gobierno “con la sostenibilidad a medio plazo del sistema de Seguridad Social, y particularmente con el sistema de pensiones, para mantener la red de seguridad de millones de personas y que nadie se quede atrás”, ha recalcado.

Precisamente hoy, la Comisión Europea ha desembolsado 4.000 millones de euros procedentes del fondo europeo de ayudas al desempleo (SURE), tras el cual España suma ya 10.000 millones en préstamos destinados a financiar los expedientes temporales y las prestaciones por cese de actividad de los autónomos. Tras un primer ingreso de 6.000 millones se ha sumado hoy un segundo tramo de 4.000 millones de este préstamo, por lo que al Ejecutivo español solo le quedan en reserva 11.300 millones del total del crédito nacional concedido a cargo del instrumento del SURE, que se cifró en 21.300 millones, el máximo solicitado por Pedro Sánchez y que fue aprobado por las instituciones europeas. Este dinero se suma a la deuda pública, ya que, aunque en una situación muy ventajosa, este instrumento es un crédito que hay que devolver.