Casinos online y nueva regulación de publicidad: qué pueden y qué no pueden hacer

El juego online ha recibido recientemente una nueva regulación en términos de publicidad, que promete reducir sustancialmente el impacto de la misma en menores de edad y en general, en el público considerado vulnerable

El negocio del juego online que mueve más de 200 millones de euros en España.BancoLa Razón

Este nuevo decreto Ley regula, entre otras cosas, los sitios web de casinos online en los que es posible jugar en juegos de azar, como la ruleta online, slots y casino en vivo, pero afecta también y principalmente a los contratos deportivos de las casas de apuesta. Sin embargo, la regulación deja de lado otro tipo de negocios de azar, como lo son las loterias nacionales y la Once.

De esta manera, el negocio del juego online que mueve más de 200 millones de euros en España, ha sido el más afectado y tendrá que ajustar la manera en que capta a sus nuevos jugadores.

En abril de 2020 ya se habían ejecutado, debido al estado de alarma, restricciones en ese entonces temporales y muy similares a las ahora impuestas de manera permanente por el Ministro de consumo, Alberto Garzón.

Qué no podrán hacer los casinos online y casas de apuestas

Las restricciones se aplicarán paulatinamente, respetando parcialmente los contratos publicitarios actualmente activos y tiene como plazo máximo el verano de 2021.

Entre las restricciones se incluye a la publicidad audiovisual, pero también ha impactado los contratos de patrocinio a equipos deportivos, así como la publicidad online.

Publicidad audiovisual

Las compañías de juego online no podrán hacer publicidad en otro horario que no sea entre la 1 y las 5 de la madrugada. Esto incluye TV y radio, pero también incluye otras plataformas online como YouTube.

En este rango horario, la publicidad no podrá usar ningún tipo de figura pública o personaje ficticio de notoriedad pública.

En ningún caso estará permitido incluir testimonios de personas beneficiadas previamente o basarse en las habilidades del jugador.

Promociones y bonos de casino

Los casinos online y casas de apuestas deportivas tienen una estrategia de captación de jugadores basada en bonos de bienvenida. Los mismos están diseñados para incrementar el crédito de juego e incentivar a los jugadores nuevos a hacer depósitos.

Como medida para bajar la tasa de jugadores jóvenes y considerados vulnerables (18 a 25 años), el nuevo decreto ley prohíbe los bonos de casino y promociones de bienvenida en su totalidad, dejando únicamente la posibilidad de proporcionar promociones a jugadores ya activos que hayan hecho hasta su tercer ingreso, y en ningún caso a personas que se han auto-excluido o que muestren comportamiento patológico de juego.

Patrocinio de equipos deportivos

Los clubes deportivos no podrán ser patrocinados por casas de apuestas, lo que significa un golpe duro para el deporte, ya que se trata en definitiva de un fuerte ingreso para los equipos deportivos.

Esto implica que los mismos no podrán firmar contratos que impliquen la presencia de logos o publicidad de ningún tipo de los distintos operadores de juego online.

Adicionalmente, la publicidad en estadios deportivos tampoco podrá ser llevada a cabo en horarios distintos a los ya mencionados (1:00 am a 5:00 am).

Publicidad en Internet y sitios web

La publicidad en Internet también ha sido afectada. Principalmente en las redes sociales, donde no será posible hacer campañas pagas. La única comunicación posible será aquella en la que los jugadores ya sigan en las redes sociales a los casinos y casas de apuesta de su interés.

Esto significa que sólo será admitido el contenido que es posible publicar de manera gratuita en redes sociales, al poseer una fanpage o similares, y al que los usuarios tienen acceso únicamente en el caso de que sigan voluntariamente a la casa de apuestas o casino online.

Por otra parte, la publicidad quedó restringida a los sitios web de los casinos en línea. Plataformas como Youtube deberían limitarse también al horario de publicidad audiovisual mencionado.

Los resultados en motores de búsqueda, redes sociales u otros sitios web de afiliados, deberán contar con instrumentos que impidan y/o restrinjan el acceso a menores.

Los operadores de juego online no podrán aparecer en sitios web donde también se haga mención a operadores ilegales, esto es, casinos online que tienen una licencia diferente a la proporcionada por la Ordenación del Juego.

Otros

La publicidad a través de correo tradicional queda prohibida y, aquella elaborada a través de campañas de e-mail marketing, sólo podrá emitirse con el consentimiento del jugador y en ningún caso a jugadores que hayan mostrado comportamientos patológicos de juego.

Qué podrán hacer los operadores de juego online

El nuevo decreto ley que regula la publicidad del juego online deja espacio para:

  1. Promociones dirigidas a jugadores que hayan hecho 3 depósitos o más.
  2. Publicidad en YouTube, TV y Radio y en general audiovisual, restringida al horario 1 a 5 de la madrugada.
  3. Resultados orgánicos en páginas web de terceros u afiliados, siempre que en los mismos no se incluyan operadores de juego que no posean licencia en España.
  4. Campañas de e-mail marketing, siempre que las mismas tengan el consentimiento del jugador y que no haya mostrado comportamiento errático de juego.

Qué cambia inmediatamente

Los operadores de juego online no podrán firmar, desde la publicación del decreto ley en el Boletín oficial, contratos con equipos deportivos. Pese a esto, los contratos que ya hayan sido firmados previamente a la publicación del decreto ley, podrán continuar hasta el verano de 2021.

Los bonos de casino podrán seguir ofreciéndose hasta el 1 de mayo de 2021. Desde entonces, aplican las restricciones a los mismos.

La publicidad audiovisual que incluya personajes o personas de relevancia quedará restringida a partir del 1 de abril de 2021.

El resto de los contratos de publicidad suscritos por parte de los operadores de juego y con anterioridad a la publicidad del decreto ley, podrán mantenerse hasta el 30 de agosto de 2021.

De esta manera, los casinos online y casas de apuestas tendrán entre 6 y 8 meses para adaptarse a la nueva regulación.