Nueve de cada diez empresas apostaría por planes de pensiones colectivos con sus empleados con mejores incentivos fiscales

Los empresarios reclaman al Gobierno mejores incentivos fiscales para potenciar los planes privados y que se deje elegir entre colectivos o individuales

La apuesta por los planes privados es imparableCipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

La apuesta del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de aprovechar los cambios en el sistema de pensiones para potenciar los planes colectivos sobre los individuales ya tiene una respuesta: nueve de cada diez empresas (el 87%) estaría dispuestas a realizar aportaciones a los planes de sus empleados con “el objetivo de destinarlo a su ahorro para la jubilación”. Sin embargo, el 63% de las compañías consideran que “actualmente no se dan las condiciones económicas” para realizar esos desembolsos y solo el 27% de las encuestadas cuenta en la actualidad con un plan de previsión, en su mayoría en sectores de alta cualificación, como el financiero, el químico o el farmacéutico.

Así se pone de manifiesto en el informe Situación de las Pensiones en España 2020, elaborado por KPMG Abogados y confeccionado en una encuesta entre 63 empresas españolas de todos los espectros, del ámbito local, multinacionales de la mayoría de sectores. Para el 95% de ellas, la reforma del sistema de previsión social era ya necesaria antes de la llegada de la emergencia sanitaria “para garantizar su sostenibilidad”, y prácticamente el mismo porcentaje cree que la reforma debería llevar implícita otra serie de medidas adicionales para fomentar los planes privados. En este sentido, un 87% de las empresas estarían dispuestas a realizar aportaciones para la jubilación de sus empleados; de ellas, el 43% lo haría en un importe equivalente al 2% del salario y un 29% de las empresas encuestadas aportaría un 4% para la jubilación de sus empleados.

Sin embargo, la pandemia parece haber retraído el interés de las empresas. Según KPMG, aunque al inicio del año parecía que había interés por incentivar los planes colectivos de empresas, el impacto de la crisis sanitaria ha provocado no solo que no se incentiven dichos planes, “sino que en algunas empresas hayan tenido que tomar medidas para reducirlos o paralizarlos temporalmente”. Las compañías critican que los incentivos que propugna el Ejecutivo no son suficientes. De hecho, un 83% considera que las ventajas fiscales de este ahorro se quedan muy cortas y que el Gobierno tendría que incentivar el ahorro para la jubilación a través de instrumentos tanto colectivos como individuales, sin apostar por ninguno de los dos en particular, como ya ha hecho. El 98% de las empresas encuestadas considera que disponer de información clara sobre la futura pensión de jubilación de la Seguridad Social contribuiría a que creciera el ahorro privado para la jubilación.

Respecto a la fórmula de aportación a los planes de jubilación, el 74% tiene fórmulas de aportación consistentes en un porcentaje fijo sobre el salario pensionable, un 8% tiene una fórmula de aportación de dos tramos separados por una variable de corte, un 7% no aplica, porque tiene un plan de prestación definida y un 5% que tiene una cuantía independiente del salario pensionable. Un 77% piensa que es necesario que se tomen medidas en materia de fiscalidad y de comunicación, así como que se establezca por ley la obligatoriedad de realizar aportaciones a sistemas privados.