Recado de Calviño a Iglesias: “Hay acciones que lo único que buscan es visibilidad”

La vicepresidenta afirma que se sentiría “más cómoda con el apoyo del PP a los Presupuestos”

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha reconocido este martes que se sentiría “más cómoda con el apoyo del Partido Popular” a los Presupuestos Generales del Estado, al tiempo que ha criticado la enmienda de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu a las cuentas públicas para prohibir los desahucios. En una entrevista en Onda Cero, Calviño ha asegurado que le gustaría contar con “el máximo apoyo parlamentario” y, en concreto, con el principal partido de la oposición. “No entiendo cómo no está siendo constructivo, espero que se sume y negocie las enmiendas parciales”, ha añadido.

Tras ser preguntada por si la parte de Podemos del Ejecutivo aceptaría el apoyo del PP, Calviño ha dejado claro que el Gobierno no tiene que preocuparse de “estar aceptando o no” la concurrencia de otros grupos. “Tenemos que buscar el máximo apoyo de unos PGE que son buenos para el país, que es para lo que nos pagan”, ha sostenido. Así, y tras insistir en que “no es el momento de” poner “vetos cruzados”, Calviño ha señalado que el Gobierno debe “encontrar el camino para que todos los grupos puedan encontrarse identificados” en las cuentas públicas. “No es momento de manifestar preferencias, es momento de tender la mano e incorporar al máximo de votos y diputados”, ha incidido.

En este contexto, Calviño se ha referido al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que siempre ha apostado por el bloque de la investidura, alejando así a Cs y al propio PP. “Con todo el cariño: no voy a hacer juicio de intenciones, cada uno puede tener su propia opinión”, ha señalado. Con todo, la vicepresidenta ha instado a su compañero de gabinete a “centrarse en lo importante” y ha recordado que, “en materia presupuestaria, la competente es la ministra de Hacienda”, María Jesús Montero.

Calviño también ha comentado el apoyo de EH Bildu a los PGE, y ha afirmado que a la Unión Europea no le “importa” con qué formaciones salgan adelante las cuentas públicas. “Podría elaborar más, pero le doy una respuesta muy clara: estamos inmersos en nuestras circunstancias y en el ruido de cada día, pero fuera de España no dan caso a estas cuestiones”, ha espetado.

La vicepresidenta también ha puesto en duda que exista “preocupación” en el Ejecutivo por el posible retraso en la llegada de los fondos europeos tras el bloqueo de Hungría y Polonia y ha subrayado que, en cualquier caso, no se retrasarán las inversiones previstas. Calviño ha insistido en que “no me consta” que exista ninguna preocupación y que lo que está haciendo el Gobierno español es trabajar “intensamente” para que haya acuerdos en Bruselas a fin de que los recursos europeos lleguen “lo antes posible”. También ha asegurado que, con independencia de todo el proceso europeo para la recepción de los fondos, “que llevará un tiempo”, el Gobierno español prevé poner en marcha su plan de inversiones en cuanto se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

En cuanto a la enmienda los Presupuestos pactada con Iglesias con ERC y EH-Bildu para frenar todo desahucio sin alternativa habitacional hasta el 31 de diciembre de 2022, Calviño ha reconocido que no ve “preciso plantear un conflicto” con este asunto cuando los dos socios del Ejecutivo están “de acuerdo en proteger a las personas vulnerables”. “Hay que evitar los desahucios pero también garantizar la seguridad jurídica”, ha sostenido. En esta línea, la vicepresidenta ha recordado que el Gobierno ha puesto el “tema del acceso a la vivienda como una de sus prioridades” y, en esta línea, ha señalado que existe una prohibición de desahuciar a personas en situaciones de riesgo hasta el próximo 31 de enero. “¿Qué quiere que le diga? Hay acciones que lo que único que buscan es visibilidad”, ha zanjado.

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha insistido hoy en que la paralización de los desahucios, que defiende Podemos, tiene “enemigos muy poderosos” pero ha destacado que su obligación es “empujar” para “revertir, aunque sea parcialmente, algunas injusticias”. “Gobernar es eso”, ha asegurado el también líder de Podemos en Twitter para enfatizar que no les votaron “para hacer amigos” sino para lograr “con las fuerzas que tienen” la prohibición de los desahucios de población vulnerable. Podemos, que comparte el Gobierno con el PSOE, registró ayer una enmienda antidesahucio, así como todo corte de suministro básico, como electricidad, gas natural o agua. Desde la formación morada han destacado en reiteradas ocasiones que estas dos fuerzas parlamentarias se encuadran en el bloque de investidura y que se les debe dar prioridad en la negociación sobre los PGE.