Testamento solidario: ¿Qué es y por qué se hace?

Un testamento solidario permite al usuario dejar en herencia una parte o la totalidad de su patrimonio a una ONG

Al llegar a la etapa anciana de la vida, muchos optan por realizar su testamento, una declaración de últimas voluntades mediante la cual una persona puede determinar qué debe hacerse con su patrimonio después de su fallecimiento. El testamento está recogido en el Código Civil y vinculado al Impuesto de Sucesiones, un tributo que grava el patrimonio adquirido por las personas físicas a través de herencias o legados.

El testamento solidario consiste en dejar en herencia una parte o la totalidad del patrimonio a una ONG. Esta decisión conlleva la exención del pago del Impuesto de Sucesiones ya que se considera que las donaciones a las ONGs, que son organizaciones sin ánimo de lucro, persiguen fines calificados de interés general.

De este modo, dicha herencia servirá a la ONG en cuestión como fuente de financiación para pagar determinados recursos que tengan fines solidarios. La organización no gubernamental, ‘Médicos sin Fronteras’, explica que lo primero hay que hacer es pensar y concretar qué es lo que se va a dejar en herencia: “No hace falta un gran patrimonio, porque toda aportación tiene un gran impacto en la vida de nuestros pacientes”, afirma.

Después hay que proceder a redactar el testamento solidario: “Es fácil, sencillo y es la mejor forma de asegurar que tu voluntad se cumplirá fielmente en el futuro”, explica. “Es un documento muy personal, pero debe respetar escrupulosamente la ley”, añade.

Además, explica que hay que informar a la ONG en cuestión si se ha decidido incluirla en el testamento: “Es muy importante para garantizar el cumplimento de tu voluntad”. La ONG asegura que es un compromiso tan importante que “requiere su tiempo”: “Si lo tienes claro, siéntete orgulloso porque tu esfuerzo vital nos ayudará a seguir salvando vidas".