Si no usa su plaza de garaje, ya puede alquilarla por horas en el Airbnb de los aparcamientos

ElParking lanza un servicio para que los particulares puedan arrendarlas temporalmente

Parkingdoor se gestiona a través de una appLa Razón

Ir en coche al centro de una gran ciudad en según qué días y a según qué horas es casi una garantía de una buena pérdida de tiempo en busca de aparcamiento. Pero mientras encontrar un hueco en el que dejar el coche, ya sea en la calle o en un parking público, resulta misión casi imposible, muchas plazas de particulares permanecen vacías. Casar esa oferta puntual que existe a determinadas horas con la demanda coyuntural es lo que permite Parkingdoor, uno de los servicios que ofrece la aplicación de servicios de movilidad de ElParking.

La compañía lanzó al mercado su idea de aparcamiento colaborativo en 2015. ElParking hizo un estudio de mercado y detectó que las plazas de garaje particulares no estaban ocupadas todas las horas del día y que la demanda de aparcamientos superaba la oferta. Entonces, Enrique Domínguez, creador de ElParking y experto en movilidad de las ciudades, ideó un Parkingdoor. Su funcionamiento es sencillo. El dueño que quiera poner en alquiler por horas su plaza de garaje tendrá que llenar un formulario en la página web de ElParking. Una vez registrada en la app, la compañía instalará, sin obras y de forma rápida, un dispositivo que se conecta a la centralita del garaje que permite a los usuarios elegir, alquilar y acceder a los aparcamientos con su teléfono móvil. Los conductores que hayan alquilado la plaza abrirán el garaje con su móvil, sin necesidad de que el dueño tenga que dejar el mando o estar allí para abrir o cerrar. De hecho, ElParking asegura que se encargan de todo, antes, durante y después de la reserva, sin molestar al dueño.

Precio

Aunque es el dueño el que tiene la última palabra a la hora de poner el precio, ElParking ofrece a los interesados asesoramiento para fijarlo. Según sus cálculos, mediante este método el arrendador puede ganar unos 400 euros al mes, dependiendo de la localización y la demanda. ElParking asegura que los que estacionen su vehículo también se ven beneficiados con cuotas más asequibles. Según Domínguez, una hora de aparcamiento en Madrid viene a costar entre 3,5 y 4 euros la hora, mientras que en una ciudad pequeña suelen ser unos 3 euros. Con Parkingdoor, esa cantidad se rebaja de media hasta los 1,4 euros por hora.

Aplicación de elparkingLa Razon

Aunque el servicio se lanzó en 2015, no fue hasta finales de 2018 cuando la compañía logró afinarlo. Hasta entonces, explica Domínguez, “nos acababan quitando las plazas en tres o cuatro meses por las quejas de los vecinos”, ya que la mayoría de los aparcamientos se encuentran en garajes comunitarios. Lo que ocurría, explica, es que no se fiaban de que hubiera un trasiego de desconocidos entrando y saliendo de sus aparcamientos. Al final, ElParking ha dado con una fórmula que ofrece seguridad y una recompensa para estas comunidades de propietarios. “Lo que hacemos es colocar una cámara para controlar quién entra y quién sale, algo que da seguridad. Además, cubrimos los posibles desperfectos que puedan ocasionar los que estacionen los vehículos con un seguro de responsabilidad civil”, explica Domínguez. Para hacer más atractiva la propuesta, ElParking también entrega a la comunidad el 25% de la comisión que ellos recaudan con la plaza y ofrece un paquete de bienvenida que incluye servicios como limpieza, cambio de iluminación o protección de columnas.

Por el momento, ElParking tiene 156 aparcamientos compartidos, aunque espera que el servicio siga creciendo en las 150 ciudades españolas en las que está presente. En el último ejercicio, la compañía asegura que ha crecido con fuerza.