Santander y sindicatos cierran el ERE: 3.572 empleados y 1.033 oficinas

El acuerdo reduce las salidas en 1.500 personas. Los empleados del extinto Banco Popular se reincorporarán como plantilla de la entidad

Oficina del banco Santander
Oficina del banco Santander

El Banco Santander y los sindicatos CCOO, UGT, FITC y STS han firmado este martes, como estaba previsto, el ERE que han estado negociando durante algo menos de un mes y que supone la salida de 3.572 empleados y el cierre de 1.033 oficinas. Los citados sindicatos, que tienen una representatividad en el comité del 82,99%, han explicado que este acuerdo reduce las salidas que quería el banco en 1.500 personas, de las que 400 podrán ser reubicadas en el gestor digital Santander Personal y 1.100 en otras empresas del Grupo. Además, los empleados del extinto Banco Popular que salieron en 2016 con una excedencia especial remunerada se reincorporan ahora como plantilla del Banco Santander a todos los efectos, como habían solicitado los sindicatos.

El banco, que no ha querido hacer de momento comentarios ni valoraciones y se ha limitado a confirmar la firma del acuerdo, justificó en su momento este nuevo ERE, tercero en cuatro años, con causas económicas y organizativas, tras constatar que la pandemia ha acelerado la relación con los clientes por los canales digitales. Los sindicatos destacan, asimismo, que haber conseguido indemnizaciones “suficientes y dignas” para los empleados que salgan de la entidad “minorará la naturaleza traumática” que conlleva cualquier ERE.

En cuanto a las salidas, el banco se ha comprometido a aceptar prácticamente todas las solicitudes de los trabajadores mayores de 58 años con un máximo de rechazos de un 10%, así como a dar prioridad a los mayores de 55 que hubiesen solicitado la adhesión voluntaria al ERE de 2019 y vuelvan a hacerlo ahora. También ha acordado excluir del ERE a los cónyuges o parejas afectadas en los Expedientes llevados a cabo en el banco en 2017 y 2019.

En cuanto a las condiciones económicas, los mayores de 62 años cobrarán una indemnización de 20 días por año trabajado, con el límite de una anualidad. Al colectivo de entre 58 y 61 años que tenga una antigüedad en plantilla de al menos 15 años se le pagará el 76% de su salario pensionable, o bien el 70% del salario pensionable mas un 56% del complemento voluntario. Estos trabajadores tendrán derecho, además, al convenio especial de la Seguridad Social, por el que la entidad les paga la cotización hasta los 63 años, con una revalorización anual máxima del 3 %.

El tramo de 55, 56 y 57 años con más de 15 años de antigüedad recibirá un 74% del salario pensionable, o el 67% del sueldo más el 54% del complemento voluntario, también con el convenio especial hasta los 63 años, y con una revalorización máxima del 3%. El colectivo de 50 a 54 años, también con al menos 15 años de antigüedad, cobrará la indemnización a la que tengan derecho del salario pensionable en seis anualidades, con un máximo de 320.000 euros, cantidad que no incluye las primas. También tendrán el convenio especial con revalorización del 3 % como máximo hasta que cumplan 63 años.

Para las salidas voluntarias de este colectivo, el Santander propone una indemnización de 30.000 euros a quienes lleven 15 o más años en el banco; de 25.000 euros a los que lleven entre 10 y 14 años; de 15.000 euros al tramo de entre 5 y 9 años y de 5.000 euros a los que tengan menos de 5 años de antigüedad. Los trabajadores de 50 años o menos con cualquier antigüedad cobrarán una indemnización de 40 días de su sueldo bruto anual con un máximo de 24 mensualidades. Las primas para este colectivo por salir voluntariamente del banco oscilarán entre los 30.000 euros que cobrarán los que tengan una antigüedad de 15 o más años hasta los 5.000 euros que podrán cobrar los que lleven menos de 5 años. Para los mayores de 55 años que tengan una antigüedad inferior a los 15 años se prevé el pago de 40 días de salario bruto con un tope de 24 mensualidades, así como las mismas primas de voluntariedad que se ofrecen al resto de tramos.