Renfe se adjudica el Tren Maya en México por 13,5 millones junto con Ineco y DB

El operador ferroviario español también es finalista en el desarrollo de la Alta Velocidad en el Báltico

Un tren circula por una estación
Un tren circula por una estaciónDavid Oller Europa Press

Renfe, en consorcio con la empresa de ingeniería pública española Ineco y la alemana DB Engineering & Consulting, se ha adjudicado un contrato para dar servicio durante tres años al desarrollo del Tren Maya en México por 13,5 millones de euros. El consorcio participado por estas tres empresas actuará como ‘operador en la sombra’ del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), la entidad contratante, en la implementación del proyecto. Según informa el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, entre las labores a desarrollar en el marco de este contrato está el asesoramiento en la futura operación y la supervisión de la fabricación, entrega y puesta en marcha del material rodante, así como el resto de sistemas del proyecto hasta que comience periodo de pruebas del servicio comercial.

El llamado Tren Maya proyecta un sistema de transporte ferroviario de viajeros y mercancías en la península de Yucatán que conectará, en fase 1, las estaciones de Palenque y Cancún y completará, en fase 2, las estaciones entre Cancún a Escárcega, con una longitud total de 1.525 kilómetros. El coste total del proyecto para ese recorrido será de alrededor de 6.500 millones de euros. El compromiso de Fonatur es tener el primer tramo del proyecto funcionando para el año 2023.

El Tren Maya conectará en la Fase 1, las estaciones de Palenque a Cancún (tramos 1-4), y se completará en la Fase 2 conectando las estaciones de Cancún a Escárcega (tramos 5-7). La longitud de los tramos de la fase 1 es de 892 kilómetros y los tramos de la fase 2 suponen 662 kilómetros, para un total de 1.550 kilómetros, aproximadamente.

Esta adjudicación está en línea con uno de los objetivos principales de Renfe, como es la entrada en nuevos mercados para seguir avanzando en su proceso de internacionalización, uno de los pilares básicos de su plan estratégico, tras su participación en Arabia Saudí y Estados Unidos. La empresa recibió una invitación para participar en este concurso.

Con el proyecto del Tren Maya, Ineco y Renfe entran a formar parte de las empresas con servicios conocidos como operador en la sombra, cada vez más demandados por las autoridades de operación ferroviaria del mundo, y se posicionan de cara a otras oportunidades similares, como la operación del Tren de Alta Velocidad de California o el operador sombra de Rail Báltica. Las tres empresas se han unido para participar en el desarrollo de Rail Baltica, que conectará Estonia, Letonia y Lituania a través de 870 kilómetros de Alta Velocidad a partir del año 2026.

Así, la unión de Renfe, Ineco y DB ha resultado finalista de este proyecto en los países bálticos, frente a los operadores públicos de Francia e Italia, SNCF y Ferrovie dello Stato, respectivamente, a los que se tendrá que enfrentar. La inversión total será de 5.800 millones de euros, cofinanciados por la Unión Europea. Hasta el momento, se han adjudicado numerosos contratos para la fase de diseño del proyecto, con una presencia relevante de ingenierías españolas como Idom, Prointec, Ardanuy e Ineco, empresa esta última que ya se ha hecho con cuatro contratos en el proyecto.