Lotería de Navidad

¿Qué puedes comprar con los 400.000 euros de El Gordo de Lotería de Navidad?

Con el dinero del premio de El Gordo de Lotería de Navidad se pueden comprar un sinfín de artículos de lujo

Imagen de un Lamborghini Aventador LP700-4, durante la 81º edición del Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza)
Imagen de un Lamborghini Aventador LP700-4, durante la 81º edición del Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza)

El Gordo de Lotería de Navidad es el premio deseado por todos. 4 millones de euros a la serie y 400.000 euros al décimo (sin restar la parte proporcional que se lleva Hacienda) es el bote que le espera a quien tenga la misma combinación numérica en su décimo que la de la bola que salga del bombo mayor durante el sorteo del próximo 22 de diciembre.

El dinero que se recibe por ganar el primer premio es una cuantiosa suma que seguramente te resuelva la vida y te ayude a pagar algunas letras pendientes. Una de las mejores opciones que existen (y de las más recomendables) es invertir una parte del dinero para que de beneficios en un plazo determinado de tiempo.

Si prefieres guardar ese dinero para gastarlo en algún capricho en el futuro, debes saber que, con 400.000 euros, se pueden comprar muchas cosas. Por ejemplo, puedes adquirir algún coche de alta gama de esos que parecen que solo se ven por la tele. Otra buena opción es invertir en artículos de tecnología, como por ejemplo un móvil, una videoconsola, una televisión...

Aunque la pandemia del coronavirus ha paralizado por completo el turismo a nivel mundial, puedes guardar una parte del dinero para realizar el viaje de tus sueños a tu ciudad favorita o a algún lugar paradisiaco. También, puedes darte un homenaje y acudir a uno de los restaurantes más selectos de tu ciudad, ese que llevas tanto tiempo queriendo ir.

Pero casi lo más importante que debes saber si te toca El Gordo es que, aunque te haya tocado esta cuantiosa suma de dinero, el dinero no es infinito por lo que es muy importante administrarlo bien para vivir cómodamente durante el resto de tu vida. Y, antes del sorteo, ser conscientes también de que la probabilidad de tener el décimo agraciado es muy baja.