El Gobierno introduce mayores dosis de transparencia en las auditorías y en la contabilidad

El Consejo de Ministros da luz verde a un nuevo régimen sancionador en estos campos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero durante una rueda de prensa convocada ante los medios posterior al Consejo de Ministros, en La Moncloa, Madrid, (España), a 12 de enero de 2020.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero durante una rueda de prensa convocada ante los medios posterior al Consejo de Ministros, en La Moncloa, Madrid, (España), a 12 de enero de 2020.EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

El Gobierno ha decidido introducir mayores dosis de transparencia tanto en las auditorías como en la contabilidad. Para ello, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes dos reales decretos que desarrollan la ley de auditoría, modificando los planes de contabilidad por los que se rigen las empresas, con el objetivo de mejorar la transparencia y la confianza de los inversores. De esta manera, se adapta la legislación española a la normativa europea y se modernizan los sectores de la auditoría y la contabilidad.

Uno de los reales decretos aprobados establece un reglamento de desarrollo de la ley de auditoría, detallando las condiciones, requisitos y formalidades que deben cumplir los profesionales de la auditoría, al tiempo que desarrolla un régimen sancionador que mejorará la transparencia de la supervisión del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas. Para ello, se obliga a emitir un informe anual de transparencia para los auditores de entidades de interés público.

Al término del Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo ha asegurado que esta actividad de auditoría de cuentas cumple una importantísima función pública y, por tanto, es necesario mantener un marco normativo que esté modernizado y que se enmarque en el contexto de la normativa europea para ofrecer confianza a las empresas que son auditadas y, sobre todo, a las empresas terceras que actúen en el mercado.

El segundo real decreto se orienta a actualizar los planes de contabilidad que rige al sector empresarial, lo que “supone un paso importante en la estrategia de convergencia del derecho español con las normas financieras internacionales y, en particular, las europeas”, ha asegurado María Jesús Montero. A su juicio, este texto normativo permitirá a las sociedades de grupos cotizados aplicar en sus cuentas anuales un marco de información financiera que sigue los criterios contables internacionales.