Cómo ahorrar hasta 750 euros al año en la factura de la luz

La reforma de una vivienda de 90 metros cuadrados puede reducir su consumo energético entre un 40% y un 80%

La Junta atiende más de 65.000 consultas en materia de consumo durante 2019
Un buen aislamiento térmico es la mejor forma de hacer un uso eficiente de la energía y rebajar así el recibo de la luz EUROPA PRESS

La ola de frío continúa y el precio de la luz y el gas sigue disparándose. Con las temperaturas gélidas que se están registrando durante los últimos días en gran parte de España y las restricciones por el coronavirus, los ciudadanos tienen que pasar más tiempo del habitual en sus casas, por lo que el sablazo energético se notará más que nunca en la próxima factura.

Algunos trucos, como colocar burletes en puertas y ventanas y proteger las tuberías para que no se congelen, pueden ayudarle a conservar el calor de la vivienda y a hacer un uso más eficiente de la energía para sobrellevar el temporal. Sin embargo, el verdadero ahorro se consigue con una reforma de la casa, si bien es una inversión que no está al alcance de todos.

El consumo energético de una vivienda de 90 metros cuadrados se puede reducir entre un 40% y un 80% si se realizan ciertas obras de mejora y mantenimiento, lo que supondría un ahorro de hasta 750 euros anuales en la factura eléctrica, según los cálculos de la patronal de las reformas Andimac.

Las tres reformas clave para mejorar la eficiencia energética de una vivienda

Un buen aislamiento térmico es la mejor forma de hacer un uso eficiente de la energía y rebajar así el recibo de la luz. La patronal explica que hay tres soluciones diferentes en función del caso concreto de cada vivienda.

El primer consejo es que siempre se debe aislar desde fuera hacia dentro para evitar que el frío del exterior entre en la vivienda. Para ello, será necesario pedir permiso al Ayuntamiento y a la comunidad de vecinos. Para no perder el calor del hogar, la patronal recomienda sustituir las ventanas por unas de PVC con rotura de puente térmico, ya que aislan más que las de aluminio. También es últil cambiar los vidrios por unos de mayor espesor, con cámara de aire, bajo emisivos y con factor de sombra.

Otro punto importante son los sistemas de recuperación de energía. Estos aparatos aprovechan el aire viciado del interior de una vivienda para consumir menos energía a la hora de calentar el aire que viene del exterior para climatizar una estancia.

Por último, la patronal destaca la importancia de realizar un mantenimiento de los sistemas de climatización y, cuando estos sean antiguos, de renovarlos por otros nuevos. El funcionamiento de un aparato antiguo en mal estado es más ineficiente y caro que el de los modelos más recientes, que logran un mayor ahorro energético como menores daños ambientales.