Planes de pensiones: cambios en la fiscalidad para 2021 y alternativas para ahorrar para la jubilación

El Gobierno ha introducido una disminución de los límites máximos de deducciones fiscales

La jubilación hay que preparársela a lo largo de la vida
La jubilación hay que preparársela a lo largo de la vida

El año 2021 ha venido con novedades fiscales para el ahorro de cara a la jubilación. Estas son las principales novedades y las posibles alternativas a los planes de inversión

Novedades fiscales en planes de pensiones

El Gobierno ha introducido una disminución de los límites máximos de reducciones (deducciones) fiscales a planes de pensiones individuales (PPI) y a Planes de Previsión Asegurados (PPA), según explica Bankinter. La Ley de Presupuestos Generales del Estado-PGE para 2021, que entró en vigor el 1 de enero de 2021, incluye estos cambios que afectarán a todos los partícipes de planes de pensiones. Es importante distinguir varios puntos:

  • Se ha reducido a un máximo de 2.000 euros anuales el límite conjunto de reducciones por un mismo contribuyente (en territorio común) por todas las aportaciones a los sistemas de previsión social (planes de pensiones individuales, PPAs, planes de pensiones de empleo, planes de previsión social empresarial y mutualidades de previsión social). Hasta el 31 de diciembre pasado este límite era el montante menor entre 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos de trabajo y de actividades económicas.
  • El nuevo límite de reducción de 2.000 euros podrá incrementarse en hasta 8.000 euros adicionales (hasta 10.000 euros en total) por contribuciones del empleador a favor del empleado a instrumentos de previsión social empresarial (planes de pensiones de empleo, planes de previsión social empresarial y mutualidades de previsión social). En este caso, también tendría que cumplir que como máximo sea el 30% de los rendimientos netos del trabajo. Así pues, sumando estos 8.000 euros opciones, el límite máximo podrá alcanzar los 10.000 euros.
  • En el caso de aportaciones a planes de pensiones en los que el titular sea el cónyuge (si este no obtiene rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales), el límite máximo de aportación también se reduce, pasando de 2.500 a 1.000 euros anuales.
  • En el caso de partícipes residentes en Navarra, los límites de reducción a planes de pensiones individuales también se reducen y pasan de 3.500 a 2.000 euros en el caso de personas con una edad menor o igual a 50 años, y de 6.000 a 5.000 euros anuales para mayores de 50 años.

¿Cuánto puedo destinar al año a mi plan de pensiones?

El límite financiero sería el límite absoluto para las aportaciones, que actualmente sería 2.000 euros. Es decir, aunque quiera, yo no puedo aportar más de 2.000 euros a un plan de pensiones individual, está prohibido superar el límite financiero.

¿Las aportaciones a través de retribución flexible en qué límite entraría?

Las aportaciones realizadas a través de retribución flexible son consideradas como contribuciones empresariales.

¿Siguen siendo atractivos los planes de pensiones? ¿Hay alternativas?

Sí. Y el motivo es que se ha reducido el incentivo fiscal actual, pero se mantiene para una parte de las aportaciones. Además, lo más importante, sigue existiendo la necesidad de ahorrar para que cuando nos jubilemos podamos complementar las pensiones públicas de jubilación que nos correspondan. Esta necesidad sigue más vigente que nunca porque el problema de las pensiones sigue existiendo.

Ahora bien, los ahorradores que venían ahorrando por encima de los 2.000 euros anuales se deberán buscar otras opciones de ahorro a largo plazo que también ofrezcan una fiscalidad más ventajosa. Entre las alternativas estarían:

  • Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAs).
  • Los fondos de inversión.