El coste de tener la regla: hasta 2.000 euros y sin el IVA del 4% que prometió el Gobierno

El gasto mensual en productos de higiene femenina se prolonga durante 40 años. La rebaja que recogían PSOE y Podemos en sus programas electorales desapareció de los Presupuestos Generales del Estado de 2021

Imagen de compresas, tampones y salvaslips
Imagen de compresas, tampones y salvaslipsDreamstime (nombre del dueño)La Razón

Usar compresas, tampones o copas menstruales no es una elección. Sin embargo, a estos productos de higiene femenina se les sigue aplicando un IVA del 10%, el mismo porcentaje que tiene el café y el pincho de tortilla que nos tomamos en un bar por voluntad propia. Teniendo en cuenta que la la edad media de la primera regla ronda los 12 años, y la menopausia suele llegar sobre los 50 años, las mujeres tienen que hacer frente a unos 40 años (480 meses) sangrando una vez al mes y gastando más de lo que deberían. PSOE y Podemos reconocieron la necesidad de llevar a cabo una bajada del IVA, del 10% al 4%, en los productos de higiene femenina cuando aún estaban en la oposición. Sin embargo, una vez ya en el Gobierno su rebaja desapareció de la Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021.

Programa electoral PSOE
Programa electoral PSOELa Razón
Programa Electoral Podemos
Programa Electoral PodemosLa Razón

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recordado que esta sigue siendo una asignatura pendiente en España. “Estos bienes son tan esenciales e imprescindibles como los medicamentos (o como ahora las mascarillas)”, denuncia la OCU. Sin embargo, tener la regla sigue saliendo caro. En concreto, al cabo de toda su vida fértil, una mujer con flujo abundante gastará más de 2.000 euros, salvo que solo use la copa menstrual, que cuesta más de 10 veces menos.

Los tampones y las compresas son los productos más usados. Según las estimaciones de la OCU, este será el gasto aproximado al año según el método que se elija:

-Compresas: desde unos 13 euros a casi 59 euros al año.

-Tampones: de 11,5 euros a 54 euros al año.

-Bragas menstruales: de 20 euros a 53 euros anuales.

-Copa menstrual: 5,04 euros al año (se deben renovar cada 5 años y el desembolso inicial es de 25 euros).

La Directiva 2006/112/CE del Consejo de 28 de noviembre de 2006 recoge la posibilidad de aplicar a estos productos los tipos de IVA reducido, lo que incluye el IVA superreducido del 4%. En Europa, algunos países que cuentan con un tipo impositivo inferior al español son Francia con un 5,5%, Reino Unido con un 5%, Alemania lo ha rebajado del 19% al 7% y en Irlanda será del 0% en 2022. También destaca recientemente el caso de Escocia. En noviembre de 2020, se convirtió en el primer país del mundo en aprobar el acceso gratuito y universal a compresas y tampones. Estos productos ya eran gratuitos para estudiantes de secundaria y universidad y se suministraban en espacios públicos, pero la nueva norma garantiza que ahora ese derecho sea universal.

“No son lujos, ni caprichos, sino productos imprescindibles para su salud, higiene y dignidad, y como tal deben ser accesibles: bajar el IVA de estos bienes del 10% al 4% reservado para los productos de primera necesidad es una medida insoslayable y de justicia. ¿Cuándo será definitivamente efectiva?”, reclama la OCU.

Condenadas a sufrir la “tasa rosa”

Las mujeres no solo sufren este coste durante la menstruación, sino que también se ven penalizadas por la llamada “tasa rosa”, que es como se denomina al incremento de precio de un mismo producto cuando se trata de una “versión femenina”. El ejemplo más claro es el de las cuchillas para afeitar. Las supuestamente destinadas a mujeres (habitualmente de color rosa) son hasta un 171% más caras que las destinadas a los hombres, según denunciaba Facua en 2018. Su eliminación también ha quedado en el olvido en los PGE de 2021.