9 pasos básicos para poner un piso en alquiler

Estos son los documentos y trámites necesarios para lograr un acuerdo exitoso y legal. La hoja de ruta es la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)

El Ayuntamiento de Albacete relanza 'Tu ciudad alquila' para captar viviendas vacías en alquiler
Cartel anunciando un piso en alquiler AY ALBACETE

Poner un piso en alquiler conlleva la toma de muchas decisiones. Las tareas, plazos, trámites y requisitos se acumulan y a veces los arrendadores no saben ni por dónde empezar. Contar con una lista de los pasos básicos a seguir para poner su piso en venta puede resultar de gran ayuda. La publicación OCU Fincas y Casas de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recoge algunos consejos para alquilar de forma exitosa.

1. Puesta a punto

La primera impresión marcará la negociación con los posibles inquilinos. Debe mantener el inmueble limpio, con las instalaciones en buenas condiciones y a punto para entrar a vivir. Evitar una decoración sobrecargada o con muchos elementos personales también ayudará a que los visitantes tengan un lienzo en blanco sobre el que imaginar su futuro hogar. Si hay electrodomésticos o muebles en mal estado retírelos y no los incluya en el alquiler o cámbielos por unos nuevos.

2. Documentación necesaria

Será fundamental contar con el certificado de eficiencia energética de la vivienda, ya que en el propio anuncio de la vivienda deberá incorporarlo y el inquilino deberá contar con una copia. También le hará falta la cédula de habitabilidad (aunque no es necesaria en todas las comunidades autónomas) y la escritura que demuestre que es propietario de la vivienda. Además, es habitual entregar copias del último recibo del IBI y de las facturas de suministros (luz, agua, gas, etc.) para acreditar su pago.

3. Decidir el precio y publicar anuncios

Llega el momento de fijar el precio. Para hacerlo, puede consultar en los principales portales inmobiliarios pisos de alquiler semejantes en su zona, para ver el precio medio. Una vez esté preparando el anuncio de su vivienda en distintas plataformas, acompáñelo con imágenes luminosas, de alta calidad y en las que se ve fielmente cada estancia. Por su parte, el texto descriptivo debe ensalzar las virtudes del inmueble de forma concisa y sin caer en la exageración, señala el portal Fotocasa.

4. Seguro de impago

OCU Fincas y Casas aconseja la contratación de un buen seguro de impago de rentas de alquiler. El seguro le pedirá los datos de solvencia del candidato antes de aprobar la operación, lo que como arrendador le ayudará a hacer una selección de inquilinos.

5. Contrato en regla

Las llamadas comenzarán a llegar y deberá tener preparado un contrato legal que se ajuste a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Es importante que este documento recoja el reparto de derechos y obligaciones entre inquilino y arrendador, el reparto de gastos y garantías de pago para evitar problemas legales y conflictos.

6. Inventario del mobiliario

Junto al contrato es conveniente aportar un inventario completo de todos los elementos que se incluyen en el alquiler, con precisión de su estado de conservación: muebles, electrodomésticos, instalaciones, etc. OCU también aconseja recoger la cifra de cada contador (agua, luz, gas) y fírmenlo por duplicado como anexo al contrato.

7. Fianza: dónde depositarla y plazo de devolución

Una vez firmado el contrato, el arrendatario aportará una fianza de un mes de renta que servirá para cubrir posibles desperfectos cuando este deje la vivienda. Es muy importante depositar esta cantidad en el organismo previsto por previsto por cada comunidad autónoma, salvo en Asturias, Cantabria, Navarra y La Rioja. En muchos casos se puede hacer por internet y una vez finalizado el contrato de forma satisfactoria se deberá devolver al inquilino en un plazo de 30 días naturales.

8. Vía de comunicación

“Si ha seguido estos pasos lo normal será que el alquiler se desarrolle sin desasosiego por ambas partes. Mantenga una vía de comunicación con el inquilino (teléfono, wasap, email) para atender a posibles necesidades”, aconseja OCU Fincas y Casas. Ante averías o peticiones, deberá conocer bien cuáles son las obligaciones que corresponden al inquilino y al arrendador.

9. Si necesita ayuda, recurra a un profesional

Lidiar con todo este proceso no es una tarea fácil. Por ello, si necesita ayuda no dude en solicitar asesoramiento a profesionales del sector inmobiliario. Ellos se encargarán de cerrar un contrato satisfactorio de forma completamente legal.