Lidl pierde la batalla contra Thermomix: un tribunal le obliga a retirar su robot de cocina por plagio

El tribunal mercantil de Barcelona sentencia que el Monsieur Cuisine Connect de la cadena de supermercados supone una violación de los derechos de la patente de Thermomix

Robot de cocina de Lidl
Robot de cocina de LidlServicio Ilustrado (Autom�tico) LIDL

El éxito del robot de cocina que Lidl comercializa por 359 euros (frente a los más de 1.000 euros que cuesta el de Thermomix) ha llegado a su fin. El grupo alemán Vorwerk, fabricante del robot de cocina Thermomix, llevó a juicio a la cadena de supermercados alemana Lidl por vulnerar presuntamente su patente al importar y comercializar en España un electrodoméstico similar, el Monsieur Cuisine Connect, que se convirtió en un éxito de ventas. El lanzamiento del modelo de Lidl vino acompañado de colas a las puertas de sus supermercados para hacerse con este producto. Ahora, el tribunal mercantil de Barcelona ha dado la razón a Vorwerk y ha ordenado a la cadena de supermercados retirar todos los ejemplares de su máquina.

El tribunal afirma en su sentencia que el robot que comercializa Lidl supone una violación de los derechos de la patente de Thermomix. El grupo alemán también será compensado con una indemnización de daños y perjuicios del 10% sobre el importe bruto de la cifra de ventas de los productos presuntamente infractores, una cantidad que aún se desconoce. Lidl no solo deberá retirar sus robots, sino que se le condena también a cesar la importación y almacenamiento de la máquina Monsieur Cuisine Connect. Y deberá destruir también todo el material publicitario y comercial (tanto físico como online) en el que aparezca este producto.

Desestima la demanda cruzada de Lidl

En su defensa, Lidl ha negado que su robot de cocina infringiera la patente de la Thermomix y pidió al juzgado que declarase la nulidad de la patente de Vorwerk por “falta de novedad, de actividad inventiva y por adición de materia” a través de otra demanda cruzada, la cual ha quedado desestimada. Los jueces han interpretado que Lidl copió las principales características protegidas por la patente de Thermomix, entre ellas la función de pesado de alimentos mientras la máquina está funcionamiento. El grupo de supermercados tiene la posibilidad de recurrir la sentencia.

La principal diferencia real entre ambos aparatos de cocina es el precio. Sin embargo, las especificaciones son muy parecidas, lo que ha hecho que se agotaran sus existencias en pocas horas cada vez que se ha puesto en venta. Su modelo ofrece una interfaz concectada a la red wifi del hogar que permite el acceso a cientos de recetas online. Incluye además, el Cooking Pilot, una especie de chef digital que guía a los usuarios paso a paso para cocinar los alimentos con éxito. Cuenta también con una pantalla de 7 pulgadas, 800 vatios (W) de potencia en su función de triturar, 1000 W en la de cocción, un juego de cuchillas, un vaso con un volumen de 3 litros (el modelo anterior tenía 2,2 litros), báscula, temporizador de hasta 99 minutos y un ajuste de temperatura entre 37 ºC y 130 ºC, entre otras funciones.