La hostelería pide la dimisión de Simón por señalarles como culpables de la tercera ola: “Miente más que habla”

La patronal critica la injustificada y continua criminalización del sector por parte del Gobierno. “El cierre de bares y restaurantes no para los contagios”, denuncia su presidente, José Luis Yzuel

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando SimónEUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

O rectificación o dimisión. Esas son las dos opciones que el sector de la hostelería le exige al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, tras señalar los locales de los hosteleros como uno de los principales vectores de contagio en esta tercera ola, tras la penúltima de sus salidas de tono. La patronal Hostelería de España ha exigido una rectificación o su cese inmediato tras decir en rueda de prensa que “la medida que ha tenido un impacto mayor ahora mismo en el control de la transmisión ha sido el cierre de los bares”, afirmación que la patronal tacha “del todo falsa” según demuestran los propios datos del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas, que sitúan a la hostelería en los últimos puestos de transmisión del coronavirus, con apenas un 2,3% de los casos positivos.

Su presidente, José Luis Yzuel, ha mostrado su indignación ante LA RAZÓN ante “un nuevo ataque” contra uno de los sectores que más está sufriendo las consecuencias de la pandemia. “Lo mínimo que se puede exigir es seriedad y respeto” hacia un sector, que desde un primer momento ha actuado con “absoluta responsabilidad” adoptando todas las medidas de seguridad que se han impuesto. “Estamos hartos de la criminalización del sector por parte de las autoridades porque los datos de evolución de la pandemia han demostrado que el cierre de la hostelería no tiene un impacto real en los contagios”, ha señalado.

Yzuel defiende su afirmación con datos. “Cantabria, Cataluña o Castilla y León, con su hostelería cerrada desde hace semanas, tienen curvas de contagio similares o incluso por encima de otras comunidades, como Madrid, que ha optado por medidas menos restrictivas. Esto demuestra que la incidencia de bares y restaurantes en los contagios no es reseñable. Que tome nota el señor Simón, que sigue mintiendo más que habla”. En el caso de Cantabria, tras dos meses y medio con los locales cerrados, la tasa de contagios ha subido un 34%. Con estos datos, la patronal entiende que cerrar la hostelería “no solo no es la solución” a la propagación del virus, sino que tiene “efectos contraproducentes en la evolución de la pandemia”, ya que aboca a otro tipo de encuentros “ilegales y clandestinos” donde el nivel de contagio es mucho mayor. “La hostelería es la alternativa controlada y segura a otro tipo de reuniones sociales”, ha remarcado Yzuel.

La patronal cree que Simón tiene una absoluta “falta de responsabilidad por no tener en cuenta el fuerte impacto” que pueden tener sus palabras sobre “un sector motor de la economía nacional”, que antes de la pandemia representaba más de un 6% del PIB y daba empleo a cerca de 1,7 millones de personas. Nueves meses después, se han perdido 60.000 negocios, otros 40.000 echarán el cierre este trimestre y se perderán hasta 1,1 millones de empleos directos, a los que habría que sumar un mínimo de 300.000 indirectos. “Las palabras de Simón son sonrojantes y dan vergüenza. Estamos hartos de la criminalización que el Gobierno hace de nuestros negocios y de estar en el foco continuo de las restricciones sin motivos objetivos”, ha insistido Yzuel, quien ha asegurado que los bares y restaurantes han adoptado “todas las medidas de seguridad que se han impuesto y la curva de contagios se ha disparado igualmente. Nosotros no somos los culpables”, ha sentenciado.