PSA y Fiat ahorrarán 5.000 millones al año tras su fusión

Carlos Tavares, CEO del nuevo grupo, no prevé por el momento reducciones de plantilla en las empresas asociadas

Sede de Stellantis
Sede de StellantisCarlos OsorioAP

Con sede en Ámsterdam, el nuevo gigante de la automoción, fruto de la unión de los grupos automovilísticos PSA y Fiat FCA, prevé conseguir sinergias que le ahorrarán aproximadamente 5.000 millones de euros anuales, según los datos facilitados por el nuevo CEO de la empresa, el portugués Carlos Tavares, hasta ahora máximo directivo de PSA. La presidencia ha recaído sobre John Elkan, nieto del Giovanni Agnelli, que ocupaba este mismo cargo en FCA.

Este nuevo grupo ocupa la cuarta posición mundial por producción y la tercera por volumen de negocios dentro del sector del motor y cuenta con una plantilla de 400.000 empleados en todo el mundo que, según las palabras de Tavares en el acto de presentación de la nueva entidad, no prevé a corto plazo recortes de personal. Su actividad comercial cuenta con una amplia experiencia en Europa, Norteamérica y Latinoamérica y un potencial en mercados importantes, como China, África, Oriente Medio, Oceanía e India.

La compañía, que desarrolla su actividad industrial en más de 30 países, contará con unas sinergias de más de 5.000 millones de euros, que se conseguirán con la implementación de estrategias en el área de compras e inversión, la optimización del uso de las plataformas y los motores, la aplicación de una I+D avanzada y la eficiencia en los procesos de fabricación y su maquinaria. Estas previsiones no se basan en el cierre de plantas como consecuencia de la transacción. En un momento de crecimiento del mercado de la movilidad eléctrica, Stellantis cuenta hoy con 29 modelos electrificados y planes para introducir 10 modelos más para finales de este año. La nueva compañía empezó a cotizar el 18 de enero en el Euronext (París) y la Borsa Italiana (Milán), y hoy en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE).