Duro Felguera, muy cerca de ser rescatada por el Estado con 120 millones

Las partes involucradas en el proceso son optimistas respecto a la concesión de la ayuda

El logotipo de Duro Felguera en la Bolsa de Madrid
El logotipo de Duro Felguera en la Bolsa de MadridLa Razon

Duro Felguera está muy cerca de convertirse en la segunda compañía, tras Air Europa, en recibir ayuda del fondo de rescate de empresas estratégicas solventes afectadas por la pandemia, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Los trámites para que reciba la ayuda van por buen camino y todas las partes son optimistas respecto a la posibilidad de que reciba a no mucho tardar 120 millones de euros de ayuda, según han asegurado fuentes próximas a la firma.

El grupo internacional de ingeniería asturiano solicitó a finales de agosto 100 millones de euros de ayuda. Sin embargo, ya en diciembre incrementó en 20 millones más su solicitud debido al deterioro aún mayor de sus cuentas por efecto del coronavirus.

La compañía especializada en los sectores energético e industrial ha realizado la petición de ayuda mediante una suscripción por el Fondo de una ampliación de capital por importe de 30 millones de euros y, a través de otros dos instrumentos: un préstamo participativo por importe de 70 millones de euros y un préstamo ordinario por importe de 20 millones. La resolución de su rescate se ha dilatado en el tiempo por la delicada situación económica por la que atraviesa la compañía.

Otros rescates

El rescate de otras compañías que han acudido al fondo se retrasara todavía un tiempo. Es el caso, por ejemplo, de Celsa. La mayor siderúrgica española solicitó a mediados de noviembre una ayuda de 350 millones de euros. No obstante, algunas fuentes aseguran que la cantidad podría ser superior debido a las dificultades que atraviesa. El primer grupo siderúrgico español y segundo fabricante europeo de productos largos de acero, mantiene desde hace meses una ardua negociación con sus acreedores por el cumplimiento de los compromisos de pago.

Por el momento, la empresa catalana ha conseguido que un juzgado de Madrid haya dictado una resolución eximiéndole de cumplir momentáneamente con los pagos financieros debido a la causa de fuerza mayor que supone la pandemia de Covid-19. Esta decisión judicial afecta a las obligaciones financieras vinculadas al préstamo convertible de 1.500 millones de euros que la multinacional formalizó en el año 2017.