La devolución del dinero por los intereses negativos de las hipotecas, en manos de los tribunales

El Banco de España comunica a la OCU que no existe normativa que regule la situación y que, al ser contratos privados, debe dilucidarlos un tribunal

ING es una de las entidades que, según la OCU, vendió hipotecas que ahora están en terreno negativo
ING es una de las entidades que, según la OCU, vendió hipotecas que ahora están en terreno negativo ING

El Banco de España deja en manos de los tribunales la posibilidad de que aquellos hipotecados cuyo préstamo registre ahora un interés negativo por el desplome del euribor recuperen el dinero que, en teoría, les debería devolver el banco. En una respuesta enviada a la Organización de Consumidores y Usuarios OCU, el organismo supervisor ha confirmado que, con anterioridad a la entrada en vigor de la ley 5/2019, que establece que las hipotecas no pueden tener intereses negativos, no existe en el ordenamiento jurídico español ninguna previsión normativa que regule la posible aplicación de tipos de interés negativos en las operaciones hipotecarias con consumidores. Según OCU, el Banco de España remite a la interpretación judicial el cumplimiento del contrato de préstamo por ser de carácter privado.

La OCU ha lanzado una campaña para reclamar a las entidades bancarias que apliquen en los contratos hipotecarios el interés que resulte de la suma del índice más el diferencial aplicable, aunque el resultado sea negativo. En un comunicado, OCU ha exigido a las entidades que «asuman las obligaciones aceptadas en los contratos de préstamo hipotecario, en concreto, las que resultan de la cláusula que regula el tipo de interés aplicable».

La asociación recordó que, en muchas de las hipotecas firmadas entre 2006 y 2010, el diferencial aplicable es inferior a 0,5%, de manera que, en un escenario en el que el euribor se encuentra en niveles cercanos a -0,5%, a muchas de estas hipotecas les corresponderá un tipo de interés negativo cuando revisen el préstamo. Según los datos recopilados por la organización, ING estuvo concediendo hipotecas a euribor+0.33% desde finales de 2006 hasta principios de 2008. Y no solo ING. OCU afirma que Deutsche Bank, Bankinter, OpenBank, Barclays Bank, Uno-e (ahora BBVA), Ibanesto y bancopopular-e.com (ahora integrados en Santander) son algunos de los bancos que estuvieron ofreciendo hipotecas con diferenciales por debajo de 0,45% durante esos mismos años y en los que ahora la suma del Euribor más el diferencial da como resultado un interés negativo.

Discrepancias con la banca

De momento, la OCU asegura que se ha dirigido a las principales entidades bancarias españolas para que procedan a cumplir el contrato de manera voluntaria, apliquen los intereses negativos cuando corresponda y así consigamos evitar un proceso judicial largo y farragoso. Las entidades, hasta el momento, se han negado en redondo a pagar. Desde el año 2016, cuando el euribor entró en terreno negativo y empezó a suscitarse el debate, el sector ya dejó clara su postura. Entonces, el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, aseguró que «pagar a alguien por pedir prestado y cobrar por traer recursos es una contradicción». Y en esas siguen. Aunque desde Europa, se ha abierto un flanco esta semana que las entidades no esperaban. José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en una intervención en el Parlamento Europeo, al ser preguntado si los bancos tienen que pagar por las hipotecas si se producen tipos negativos, respondió que «creo que el reglamento debería aplicarse en general. Si no hay restricciones legales en ningún país o autoridad nacional (...) y [las hipotecas] van a territorio negativo, eso es lo que el contrato establece y lo que debería ser respetado», aseguró.