Cada catalán debe ya al Estado 8.077 euros

Esa es la deuda que mantiene directamente con el Estado, 62.376 millones de euros. Sobre la deuda global, de 80.015 millones, cada catalán soporta unos números rojos de 10.425 euros

La candidata a la presidencia de la Generalitat JXCAT, Laura Borràs (C), durante la actual campaña electoral catalana
La candidata a la presidencia de la Generalitat JXCAT, Laura Borràs (C), durante la actual campaña electoral catalanaEnric FontcubertaEFE

Cada catalán asume ya sobre sus espaldas una deuda global de 10.425 euros, la más alta de España, que suma ya un total de 80.015 millones de euros, lo que equivale al 35,9% de su PIB y cerca del 6,5% de toda la deuda pública española. Este saldo de números rojos sigue siendo más del doble que el de la Comunidad de Madrid y casi un 60% más que la Comunidad Valenciana. Ahora mismo, 8 de cada 10 euros de deuda pertenece a los catalanes. Así lo constata el estudio “Corona Deuda Pública en la era covid-19”, del EAE Business School, elaborado por el profesor de EAE, Juan Carlos Higueras.

El Estado sigue siendo el principal acreedor de Cataluña, al que adeuda ya directamente 62.376 millones de euros, lo que representa el 80% del total de la deuda catalana que se financia a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Esto significa que si en esta región residen en la actualidad 7.722.203 personas -según los últimos datos oficiales del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) en 2020- cada catalán debe al Estado -y por tanto al resto de España- 8.077 euros.

En este sentido, la región que gobiernan ERC y JxC es la que más contribuye al total de la deuda pública acumulada de todas las comunidades autónomas, con un 26,2%. A continuación se sitúa la Comunidad Valenciana (16,3%), la Comunidad de Madrid (11,7%) y Andalucía (11,6%).

Higueras también constata que la región catalana es la que ha sufrido un impacto económico más alto sobre el gasto público generado durante la pandemia, con un incremento de la deuda de 1.026 millones de euros por el aumento gasto social y sanitario derivado de la pandemia, si bien las cuentas mostraban superávit de 848 millones de euros en el tercer trimestre de 2020.

En cuanto a las corporaciones locales, el “privilegio” de acumular la deuda más elevada corresponde a Madrid, con 2.232,6 millones de euros, que casi triplica los números rojos de la segunda, Barcelona, con una deuda de 781,74 millones de euros, aunque estos datos están solo actualizados sobre 2019, lo últimos disponibles. Destaca el estudio que la ciudad condal está en niveles similares de deuda municipal de ciudades con menor tamaño y habitantes, como Jerez de la Frontera (775,2 millones) o Zaragoza (705,6 millones).

Al haberse realizado esta estadística con datos previos al impacto del coronavirus en la economía, Higueras apostilla que “la situación derivada de la pandemia augura un aumento del gasto de los ayuntamientos y una reducción de los ingresos por la caída de la actividad económica”. Por ello, cree que durante el año 2020 se producirá “un punto de inflexión en las cuentas municipales, que va a conllevar la vuelta a mayores situaciones de endeudamiento para hacer frente a las necesidades de los ciudadanos que deben ser soportadas por los servicios municipales”.