Así son las cotizaciones de los autónomos este año

La pensión media de autónomos es 420 euros menor que la de los asalariados

Un camarero atiende a dos clientas en la terraza de un bar en el centro de Madrid
Un camarero atiende a dos clientas en la terraza de un bar en el centro de Madrid FOTO: Tamara Rozas Europa Press

Las cotizaciones a la Seguridad Social en 2021 serán más altas para los autónomos. En junio, los trabajadores por cuenta propia tendrán que pagar una cuota más alta y, a la vez, compensar los retrasos de este año y el anterior.

Durante 2020, España contaba con 3.269.541 personas inscritas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Este dato implica que es el peor año de afiliación desde 2012. La pandemia ha afectado particularmente al comercio, que ha perdido más de 10.000 autónomos durante 2020, mientras que la hostelería perdió más de 5.000.

Las subidas pactadas para 2021 no entrarán en vigor hasta el 1 de junio. Así pues, la cuota se mantiene congelada entre enero y mayo, es decir, se sigue pagando lo mismo que en 2020, como recuerda yosoyautonomo.com, el portal especializado en seguros para autónomos.

-Si se cotiza por la base mínima (944,4 euros): 286,15 euros al mes

-Si se cotiza por la base máxima (4.070,1 euros): 1233,2 euros mensuales

A partir del 1 de junio, las cuotas pasan a ser las siguientes:

-Si se cotiza por la base mínima: 289 euros mensuales

-Si se cotiza por la base máxima: 1245,4 euros al mes

La cuantía de la cuota se determina en función de la base de cotización. La cuota es un porcentaje fijo de la base, por lo que será mayor si la base es más alta. Se puede elegir y cambiar hasta cuatro veces al año, según la Ley 6/2017, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. La mínima de 2021 se sitúa en 944,4 euros y la máxima en 4.070,1 euros mensuales.

La cuota también varía en función de si el autónomo es persona física, societario, económicamente dependiente, etc. Por ejemplo, los societarios o aquellos que tuvieron en 2020 a su cargo 10 o más trabajadores tienen una base mínima de cotización de 1.214,10 euros al mes.

Con el pago de esa cuota, la Seguridad Social ofrece asistencia sanitaria, bajas por maternidad o incapacidad temporal. En concreto, las cotizaciones a la Seguridad Social en 2021 siguen estos porcentajes:

-Contingencias comunes. Son aquellas circunstancias no laborales que impiden hacer el trabajo, como una enfermedad común. En este apartado se incluyen también las pensiones por jubilación o la prestación por paternidad y maternidad. El 28,3 % de la base de cotización se destina a cotizar por estas eventualidades.

-Cese de actividad. El 0,8 % se cotiza para que, en caso de cierre del negocio, el autónomo tenga derecho a paro. A partir de junio, será del 0,9 %.

-Contingencias profesionales. Son todos aquellos imprevistos relacionados con el trabajo que impedirían seguir con el negocio, como un accidente laboral. Suponen el 1,1 % de la base (1,3 % a partir de junio).

-Formación profesional. El 0,1 % de la base se destina a cotizar para poder acceder a formación bonificada.

El tipo de cotización por cese de actividad sube desde junio al 0,9 % y el de contingencias profesionales, al 1,3 %. La subida de junio será la segunda en pocos meses, pues en octubre de 2020 ya se elevaron las cuotas. Esto se debió al retraso de la subida fijada para 2020.

En teoría, las cotizaciones a la Seguridad Social de los autónomos deberían haber subido también el 1 de enero de 2020. El Real Decreto establecía para 2020 una subida en el porcentaje de cese de actividad (del 0,7 % al 0,8 %) y el de contingencias profesionales (del 0,9 % al 1,1 %). Esa subida no se aplicó a comienzos de 2020 y, tras la llegada de la pandemia, se retrasó hasta octubre.

Así pues, los autónomos estuvieron pagando durante varios meses de 2020 menos de lo establecido por la ley. La cuota mínima de 2020 se situaba en 286,15 euros, pero se pagaron 283,3 euros durante varios meses. En otras palabras, se pagó el 30 % de la base de cotización en lugar del 30,3 % fijado por el Real Decreto para 2020.

El retraso de las subidas de 2020 y ahora el de 2021 no son gratis. Esas cuantías deberán compensarse en el futuro, por lo que las cuotas serán incluso más elevadas de lo establecido en el Real Decreto.

En la cuota de noviembre de 2020 ya se incluyó la subida de septiembre, pero aún faltan los atrasos entre enero y agosto de 2020. Desde yosoyautonomo.com explican que, en total, son entre 22 y 98 euros que aún tendrán que pagar los trabajadores solo por el retraso de 2020.

Para abonar esas cuantías del año pasado, entre octubre y enero se incrementó la cuota entre 3 y 12 euros al mes. Sin embargo, el Gobierno ha acordado congelar esa compensación hasta que entren en vigor los nuevos porcentajes en junio. De esta forma, entre febrero y mayo, la cuota será de entre 286 (mínima) y 1233 (máxima) euros al mes.

La subida fijada para enero se retrasará hasta junio, por lo que los autónomos deberán compensarla también. Teniendo en cuenta todos los retrasos, la cuota mínima a partir de junio será de 289 euros más la cantidad adicional fijada por los retrasos. Y así se mantendrá hasta que se paguen los retrasos de 2020 y de 2021.

Pensiones más bajas

La pensión de jubilación media del trabajador autónomo se ha situado en enero en 709 euros mensuales, 420 euros menos que la pensión de los trabajadores asalariados, que perciben 1.129 euros al mes de media, según la unión de autónomos UPTA. La organización remarca que el sistema de cotización en función de los ingresos reales que el Gobierno quiere poner en marcha a partir de 2022 no será suficiente para reducir esa brecha.

“Debemos activar un método de incentivos fiscales para motivar que los trabajadores autónomos realicen aportaciones voluntarias en sus bases de cotización a la finalización del ejercicio fiscal”, ha defendido el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

Según UPTA, más del 25% de los trabajadores autónomos estarían dispuestos a realizar aportaciones complementarias a sus cotizaciones en función de su capacidad de ahorro, con el fin de incrementar sus bases de cotización.