Heineken anuncia despidos en España tras caer las ventas un 15%

El grupo cervecero dueño de Cruzcampo, Águila y Ámstel ha sufrido el desplome de casi el 40% en la hostelería española

Un grifo de Cruzcampo en la barra de un bar
Un grifo de Cruzcampo en la barra de un bar Heineken

Los cierres en la hostelería en España y en casi toda Europa han llevado al grupo cervecero holandés Heineken, dueño de marcas como Cruzcampo, El Águila o Ámstel, a iniciar un ajuste de 8.000 puestos de trabajo en todo el mundo, el 9% de su plantilla de 85.000 trabajadores, tras registrar una caída de las ventas del 15% el pasado año. Como consecuencia, la división española de Heineken ya negocia con los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para su plantilla en España, donde cuenta con 2.400 empleados. La empresa calcula que su oficina central será objeto de una reducción del 20% en costes de personal hasta finales del primer trimestre de 2021.

En la presentación de sus resultados anuales, la compañía explicó que pondrá en marcha un plan de recortes para ahorrar alrededor de 2.000 millones de euros brutos hasta 2023 y espera reducir sus costes totales con los despidos en 350 millones de euros. Heineken tiene cuatro fábricas en España en Madrid, Sevilla, Valencia y Jaén.

En 2020, la compañía cervecera holandesa registró pérdidas de 204 millones de euros, frente al beneficio neto de 2.166 millones de euros contabilizado en 2019, después de asumir un impacto adverso de 1.358 millones por elementos excepcionales y amortizaciones, sin el cual su beneficio neto sería de 1.154 millones, frente a los 2.517 millones antes de atípicos y amortizaciones de 2019.

En España, la compañía registró una caída de doble dígito en el volumen de cerveza, con peor comportamiento en el segundo y cuarto trimestre. “La Covid impactó de forma más significativa en el canal de hostelería con una pérdida de volumen entre el 30% y el 40%”, mientras que aumentó en alimentación a doble dígito (12%) siendo destacable el crecimiento del portafolio Premium por encima del mercado.

Los ingresos netos de Heineken en el conjunto del ejercicio ascendieron a 19.724 millones de euros, un 17,4% por debajo de la cifra contabilizada en 2019, aunque en datos orgánicos el descenso fue del 11,9% anual, incluyendo una bajada en cifras absolutas del 17,4% (-9,5% orgánico) de las ventas en África, Oriente Próximo y Europa del Este, hasta 2.782 millones de euros .

En América, los ingresos netos de la cervecera disminuyeron en 2020 un 14,9% (-2,9% orgánico), hasta 6.319 millones de euros, mientras que en Europa, la cifra de negocio neta de Heineken retrocedió un 18,8%, hasta 8.631 millones.