El Ejecutivo prorroga hasta final de 2023 la privatización de Bankia

Con esta decisión, intentará maximizar la recuperación de las ayudas concedidas en su día para salvar a la entidad

La ministra portavoz, María Jesús Montero, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
La ministra portavoz, María Jesús Montero, en rueda de prensa posterior al Consejo de MinistrosJesús G. FeriaLa Razón

El Consejo de Ministros ha decidido este martes prorrogar el plazo para privatizar la entidad financiera Bankia hasta finales de 2023. Así lo ha anunciado hoy la ministra portavoz, María Jesús Montero, al término del Consejo de Ministros. En estos momentos, el Estado participa, a través del FROB, con un 61,8% del capital de Bankia, que tras la fusión con CaixaBank pasará a superar el 16 % de esta última entidad. El Gobierno ha adoptado esta ampliación del plazo con el fin de una utilización más eficiente de los recursos públicos y, así, maximizar la recuperación de ayudas. La extensión del plazo de privatización, la tercera que se aprueba contando las acordadas antes por el Gobierno de Mariano Rajoy, permitirá al FROB, el fondo del Estado que posee la participación en Bankia, ejecutar su estrategia de desinversión “con más flexibilidad”. El FROB tiene una participación del 100 % en BFA, la matriz de Bankia, lo que supone una participación del 61,8 % en este banco, inmerso en un proceso de fusión por absorción por CaixaBank que, una vez se concrete, dará al FROB una participación del 16,11 % del capital de CaixaBank.

La titular de Hacienda ha recordado que el Estado debía salir del accionariado de Bankia en 2017, plazo impuesto a nivel nacional y no europeo. Por ello, a finales de 2016 el Gobierno sacó adelante un real decreto ley que ampliaba de cinco a siete años el plazo para privatizar Bankia. Eso permitió extender en un primer momento de diciembre de 2017 a finales de 2019 el plazo de desinversión y en 2018 se amplío de nuevo hasta diciembre de 2021. Hoy el Consejo de Ministros lo prorroga por dos años más. Bankia ha devuelto hasta la fecha 3.303 millones de las ayudas. Esta entidad no abonó en 2020 dividendo siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo, a pesar de que incluso barajó la opción de distribuir un extraordinario con los más de 2.500 millones de euros de capital generados.