Bruselas da luz verde al nuevo marco de ayudas a las empresas por la pandemia

El objetivo de las cuantías es proporcionar liquidez a las empresas que hayan visto caer su facturación al menos un 30% debido a la pandemia

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, interviene durante el II Foro sobre Fondos Europeos organizado por EFE y KPMG en el Instituto Cervantes en Madrid
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, interviene durante el II Foro sobre Fondos Europeos organizado por EFE y KPMG en el Instituto Cervantes en MadridCHEMA MOYAEFE

La Comisión Europea dio este lunes luz verde a la modificación del marco español de ayudas a empresas por la pandemia, que incluye la posibilidad de conceder subvenciones directas, anticipos reembolsables, garantías u otras formas de apoyo, y extiende el plazo de vigencia hasta el 31 de diciembre de este año.

El Ejecutivo comunitario aprobó tanto la enmienda al marco que permitirá conceder ayudas limitadas a través de intermediarios financieros, como una nueva medida destinada a ayudar a las empresas afectadas a cubrir costes fijos, según se ha indicado en un comunicado.

Esta medida permitirá en concreto dar ayudas en forma de subvenciones directas, beneficios fiscales, anticipos reembolsables, garantías, préstamos o capital a empresas de todos los tamaños y activas en todos los sectores salvo el financiero.

El objetivo es proporcionar liquidez a las empresas que hayan visto caer su facturación al menos un 30% debido a la pandemia.

La Comisión Europea ha dado su visto bueno al considerar que las medidas se ajustan al Marco Temporal de Ayudas de Estado introducido por la Unión Europea para flexibilizar la concesión de apoyo público debido al covid-19, que fue modificado recientemente para ampliar el tipo de ayudas y los montantes máximos permitidos.

Bruselas argumenta en particular que las ayudas españolas para cubrir costes fijos no podrán superar los 10 millones de euros y que podrán darse solo hasta el 31 de diciembre, y concluye que este marco “sigue siendo necesario, apropiado y proporcionado para remediar una perturbación económica grave”.

El ministerio de Economía anunció el 5 de febrero la modificación del marco con el fin de aumentar las ayudas directas a autónomos y empresas afectados por la pandemia del coronavirus.

La vicepresidenta económica española, Nadia Calviño, indicó días después que confiaban en que “a lo largo del mes de marzo” se pudiesen aprobar estas ayudas, destinadas a aliviar la carga financiera de las empresas viables.

Con ese fin, explicó, el Gobierno trabaja con el Banco de España y el sector financiero para “identificar cuáles son las empresas que eran fundamentalmente viables antes de la llegada de la pandemia y cuya situación de solvencia se puede ver debilitada como consecuencia de la caída de la actividad y encontrarse en una situación de sobreendeudamiento que pueda suponer un lastre para su recuperación”.