El Gobierno “ha intentado ser parte de la solución” para Abengoa

Montero culpa a la banca y a la Junta del concurso de acreedores presentado por la empresa y Moreno niega que al Gobierno andaluz se le pueda imputar esta responsabilidad

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de MinistrosFoto: ZipiEFE

“El Gobierno ha intentado ser parte de la solución” para Abengoa, que solicitó este lunes el concurso voluntario de acreedores tras fracasar en el intento de que los bancos acreedores le otorgarán los consentimientos necesarios para extender el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración alcanzado el pasado mes de agosto. Su deuda financiera y con proveedores se eleva a unos 6.000 millones de euros. Así lo aseguró hoy la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, al término del Consejo de Ministros. Según la ministra de Hacienda, “serán otros los que tengan que explicar las razones para su falta de compromiso”, en alusión a la Junta de Andalucía y a las entidades financieras.

El Gobierno andaluz cerró la puerta a conceder a la firma sevillana una aportación de 20 millones de euros para rescatarla. mientras, los bancos y proveedores negaron un nuevo aplazamiento en el pago de la deuda. Tanto la inyección de capital de la Junta como la prórroga en el pago de la deuda eran condiciones imprescindibles para que el Gobierno central concediera en julio pasado una línea de financiación a la empresa de casi 500 millones de euros, según explicó la ministra y consta en el hecho relevante remitido por Abengoa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin la aportación de la Junta, el Ministerio de Economía no autorizó al Instituto de Crédito Oficial (ICO) y a la Compañía de Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce) a avalar el rescate, en cumplimiento de la normativa actual.

En ese sentido, la portavoz expresó su confianza en que el administrador concursal sepa buscar ese aplazamiento con los acreedores, así como solucionar los escollos con la Junta de Andalucía para que, al final, el Ejecutivo habilite esta partida para la empresa andaluza y, de esta manera, conseguir salvar la plantilla, integrada por 14.000 trabajadores, de los que 3.000 trabajan en España.

Mientras, el presidente andaluz, Juanma Moreno, aseguró hoy que a la “Junta no se le puede imputar ninguna responsabilidad” en la crisis financiera de Abengoa y confió en la viabilidad futura de esta empresa de ingeniería, con sede en Sevilla. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Moreno explicó que la Junta de Andalucía no ha podido conceder un aval financiero de 20 millones a Abengoa, porque lo impide la normativa, y que ese importe, “por razones obvias, no hubieran contribuido a poder mejorar la situación de esta empresa” que presenta un “descuadre de sus cuentas de unos 6.000 millones de euros”·

En este sentido, confió en la viabilidad de Abengoa porque tiene “capacidad, talento, recursos y una oferta muy incorporada en los mercados internacionales”, aunque precisó que eso dependerá del “plan de viabilidad que haga la empresa y de los recursos de los que pueda disponer” tras presentar concurso de acreedores al no salir adelante el plan de reestructuración de su deuda. El presidente de la Junta expresó su confianza en que el ICO, el Gobierno, las entidades financieras y la compañía “establezcan un plan serio y riguroso y de futuro”. Acto seguido, manifestó la voluntad del Ejecutivo andaluz “de estar al lado de Abengoa en las cuestiones que soliciten y se puedan atender”.