Los grandes operadores comerciales no han aceptado aún la rebaja del alquiler que les ofrece Aena

Estas cinco compañías suponen el 90% de la facturación. El gestor está tranquilo porque cree que nadie se va a marchar y que, si alguna compañía se va, tendrían muchos candidatos para sustituirla

Tiendas del aeropuerto de Madrid Barajas
Tiendas del aeropuerto de Madrid BarajasLa Razón

Aunque Aena ha asegurado que las tiendas “rebeldes” de los aeropuertos que se niegan a aceptar su oferta de rebaja en el precio de los alquileres representan un porcentaje muy pequeño de la facturación total de este negocio, lo cierto es que las compañías que acaparan el grueso de las ventas tampoco han dado de momento una respuesta afirmativa a su propuesta. Así lo ha reconocido hoy el presidente de Aena, Maurici Lucena, que ha asegurado que los cinco grandes operadores que aglutinan el 90% de la facturación todavía no han tomado una decisión al respecto de la oferta del gestor de rebajar un 50% la renta mínima de alquiler garantizada hasta al próximo mes de septiembre para amortiguar los efectos de la caída de la facturación provocada por la Covid-19.

Lucena ha reconocido que aunque se ha reunido “personalmente” con representantes de estas cinco compañías para hacerles llegar su propuesta, no sabe cuántos de ellos la aceptarán y si alguno podría decantarse por dar la batalla en los tribunales por la cuestión. En todo caso, el presidente de Aena se ha mostrado tranquilo pues, según entiende, se trata de grandes grupos con importantes accionistas detrás que puede que tengan el músculo financiero suficiente para asimilar el daño que les ha provocado la pandemia y prefieran mantener el contrato en las condiciones actuales.

A pesar de la incógnita existente alrededor de estas compañías, Lucena ha advertido de que la compañía no está dispuesta a modificar su propuesta porque, según ha explicado, es “más que generosa”, con un coste de 800 millones para sus cuentas. Va, ha dicho, “más allá del Real Decreto Ley de medidas urgentes de apoyo a los sectores del turismo, hostelería y comercio”. Y, además, lo hace a pesar de que Aena es una compañía semipública y su equipo tiene la obligación de gestionar con rigor fondos que pertenecen a todos. Lucena ha rechazado, además, las acusaciones de las tiendas “rebeldes” de que la compañía abusa de una presunta posición de dominio. “Si la tuviéramos, no nos veríamos impelidos a ofertar descuentos como estos. Exigiríamos el pago del 100% de lo que el contrato estipula”, ha asegurado.

El presidente de Aena ha asegurado que, a pesar de que el próximo 5 de marzo vence el plazo para que las compañías abonen la renta de 2020 o, en caso contrario, se les ejecutarán los avales; tiene la “intuición” de que ningún operador se va a marchar. Si ocurriera, ha añadido, “tendríamos muchos candidatos para sustituirlos. Los aeropuertos van a tener mucho tráfico en el futuro y serán destinos para arrendamientos financieros muy atractivos”, ha asegurado Lucena. “No tenemos miedo a que haya locales vacíos”, ha asegurado. El presidente de Aena se ha mostrado seguro de que en los próximos días habrá más operadores que se sumarán a su oferta. También ha explicado que si la compañía ha empezado a girar las facturas del año pasado es porque tienen la responsabilidad como administradores de que las facturas se cobren.