¿Se paga más en la declaración de la renta por tener dos pagadores?

Muchos contribuyentes afectados por un ERTE estarán obligados a presentar la declaración a partir del próximo 7 de abril

El próximo 7 de abril comienza la campaña de la Renta 2020. Será el turno de los contribuyentes que quieran presentar la declaración a través de internet.
El próximo 7 de abril comienza la campaña de la Renta 2020. Será el turno de los contribuyentes que quieran presentar la declaración a través de internet.

Ya falta poco para el baile de números, cuentas y borradores de la declaración de la Renta. El próximo 7 de abril es el turno de los contribuyentes que presenten sus cuentas por internet, que tendrán hasta el 30 de junio para realizar el trámite. Aunque el IRPF se pague este año, su cálculo corresponde al ejercicio anterior, 2020, un año que ha dejado unas cuantas particularidades que afectarán a la forma de ajustar cuentas con la Agencia Tributaria, como es el caso de los ERTE. Los contribuyentes afectados por este procedimiento han tenido dos pagadores a lo largo del año, ¿tendrán que pagar más en la declaración?

2020 cerró con más de 750.000 trabajadores en esta situación, pero a lo largo del año el procedimiento ha afectado a mucha más gente. El Ministerio de Hacienda está estudiando qué hacer para evitar que los impuestos terminen de ahogar a estos contribuyentes, pero por el momento todo apunta a que los afectados por los ERTE estarán obligados a presentar la declaración de la renta y, además, tendrán que pagar más. ¿Por qué? El resultado de la declaración depende de las retenciones del IRPF que se hayan ido realizando a lo largo del año. Las prestaciones del SEPE cuentan como un pagador adicional y sus retenciones SEPE son prácticamente nulas, por lo que es posible que ahora haya que ajustar la cantidad de dinero que no se ha adelantado durante 2020.

Poco se puede hacer ahora para remediar este desajuste. En su momento, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) recomendó aumentar las retenciones sobre la nómina hasta diciembre de 2020 para reducir la cantidad a pagar en la declaración, pero ahora es demasiado tarde.

En cualquier caso, como contribuyentes con más de un pagador, los afectados por los ERTE solo están obligados a presentar la declaración de la renta si la cantidad recibida por otros pagadores supera los 1.500 euros en el año. En ese caso, el límite para estar exento del IRPF baja desde los 22.000 euros hasta los 14.000 euros.

¿Los contribuyentes con dos pagadores tienen más carga fiscal?

Se suele decir que Hacienda castiga más a los contribuyentes con dos pagadores, pero no es del todo cierto. Que su límite para estar exentos de presentar la declaración sea más bajo no significa que tengan que pagar más impuestos. Este temor a la Agencia Tributaria es habitual cuando se cambia de trabajo, cuando se opta por el pluriempleo o si se ha incorporado a una empresa después de cobrar el paro.

Es más probable que el resultado salga “a pagar” porque alguno de tus pagadores te ha retenido menos IRPF de lo que debería, no porque Hacienda imponga unos mayores impuestos a estos contribuyentes. Es habitual que esto ocurra porque el segundo pagador realiza la retención como si fuera el único que ha tenido el trabajador en ese año. Entonces, el resultado es que en el momento de presentar la declaración tenemos que abonar la diferencia entre lo que nos han retenido y lo que nos corresponde pagar de IRPF.