Calviño avisa que la contrarreforma laboral de Díaz no arreglará nada

«¡Ojalá la solución fuera cambiar un artículo del Estatuto de los Trabajadores!»

La Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño
La Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia CalviñoEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Los desencuentros entre la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la de Trabajo, Yolanda Díaz, no son nuevos. Desde el arranque del Gobierno de coalición, Calviño aclaró que la posición de Unidas Podemos de considerar «muy barato» la indemnización de 20 días para el despido objetivo era un error y cerró el debate sobre la posibilidad de encarecerlo. «Que se considere que eso (el despido objetivo) es muy barato es relativo. Cuando hacemos una comparación internacional nuestro país no sale particularmente bajo en ese sentido», sentenció hace algo más de un año. Los datos avalaban la tesis de Calviño ya que el coste del despido en España de un trabajador con 10 años de antigüedad figura entre los más caros de toda la UE. Para contrarrestar esa idea, Díaz ha elaborado un argumentario que rebate desde distintos supuestos esta afirmación de Calviño.

Pero al margen del posible encarecimiento del despido –una idea desechada por completo en La Moncloa, según revelan fuentes del diálogo social– Calviño ha vuelto a chocar con Díaz. Ayer mismo, la vicepresidenta tercera advirtió a Trabajo de sus planes para recortar la reforma laboral de 2012 en un momento de máxima debilidad del tejido productivo en unas declaraciones realizadas a TVE.

«¡Ojalá cambiando un artículo del Estatuto de los Trabajadores se resolvieran todos los problemas del mercado laboral! Pero llevamos décadas arrastrando un alto desempleo, un alto desempleo juvenil, un alto desempleo estructural, una dualidad muy problemática. Si se resolviera con el cambio de un artículo, ya se hubiese hecho», remarcó Calviño.

Calviño subrayó que el planteamiento del Gobierno es «mirar hacia el futuro, en lugar de estar constantemente hablando de hacer o deshacer, tejer o destejer reformas del pasado», y que lo que debe hacerse es tratar de mejorar el funcionamiento del mercado laboral y adaptarlo a la realidad de este siglo.

En este sentido, la vicepresidenta indicó que se está trabajando con los agentes sociales, de los que ha destacado que tienen una actitud «positiva y constructiva» al respecto, y reveló que «en los próximos meses» se irán desplegando las reformas incluidas en el Plan de Recuperación «sobre la base del diálogo social». «Tenemos que trabajar en un conjunto de áreas y mirando al futuro. El problema más importante que tiene el mercado laboral es la dualidad (...) Y eso no se resuelve cambiando un texto, hay que actuar en varios ámbitos y necesitamos a los agentes sociales para poner en marcha estas reformas», dijo.

Sobre si se subirá este año el salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente congelado en 950 euros mensuales, Calviño adelantó que en cuanto se tenga un crecimiento económico «importante» y «el mercado laboral tenga otra dinámica» se podrá abordar de nuevo la subida del salario mínimo.

Precisamente, ante los malos datos del paro registrado de febrero y el pasado enero, Calviño pidió dejar atrás los debates estériles y subrayó que la prioridad ahora mismo debe ser la de conseguir que las personas que han perdido su empleo vuelvan al mercado laboral y que los trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que rondan los 900.000, se reincorporen a sus puestos de trabajo cuanto antes.