El Gobierno acuerda un fondo de 7.000 millones en ayudas directas para pymes y autónomos

Otros 3.000 millones irán destinados a reestructuración de créditos ICO y 1.000 millones a recapitalizar empresas medianas

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño
La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia CalviñoCONGRESO

Al final serán 7.000 millones los fondos que serán destinados a la ayuda directa a la empresas en dificultades. Será una parte del paquete de ayudas que el Gobierno aprobará mañana en el Consejo de Ministros extraordinario, a través de un real decreto anunciado en repetidas veces desde hace semanas, incluido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace apenas 15 días. La polémica ha acompañado este plan desde su inicio, ya que las discrepancias sobre el montante en las ayudas, cómo se fueran a aplicar y quién lo iba a hacer han retrasado su aprobación.

Finalmente, según ha podido confirmar LA RAZÓN, el plan ha quedado dividido en los tres fondos iniciales: un fondo de recapitalización de empresas medianas por importe de 1.000 millones que se inyectará a través de la empresa pública estatal Cofides; otro fondo de reestructuración de los créditos avalados por el ICO, dotado con 3.000 millones y que gestionará la banca, y un último fondo, el que más problemas ha tenido, para otorgar ayudas directas a pymes y autónomos, que finalmente estará dotado con 7.000 millones. En total, 11.000 millones de euros.

La medida estaba prevista que fuera aprobada el pasado martes, pero las exigencias de Podemos para incrementar las ayudas directas y el ajuste de los últimos flecos técnicos había retrasado su aprobación hasta el viernes. Al final, los morados no han logrado dotar al fondo de pymes y autónomos los 8.000 millones que exigían, pero al menos se han acercado mucho con esos 7.000 millones.

La titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha admitido hoy en una entrevista en TVE que este plan tardará en ponerse en funcionamiento aunque sea aprobado mañana. “No se puede hablar de días porque sería muy arriesgado. Hace falta un trabajo de garantías jurídicas que permita asegurar que el dinero llega y se emplea para los fines que está previsto”. La ministra ha vuelto a negar “discrepancias” o “tensiones” en el seno del Ejecutivo sobre el plan que pretende que las empresas dispongan de recursos para evitar problemas de solvencia sobre todo en aquellos sectores que han sufrido más la caída de su actividad por la crisis, como el turismo, la hostelería y el comercio.

Las ayudas de este fondo se sumarán a las ya implementadas por las comunidades autónomas y las nuevas medidas que las regiones configurarán después de la transferencia realizada por el Estado del fondo Covid-19 de 16.000 millones, a los que se unirían los 8.000 millones de euros recibidos del Fondo React-EU este año. El visto bueno de la UE a estas ayudas permitirá financiar los costes fijos de empresas por hasta 800.000 euros, si bien Economía tramita la autorización con Bruselas para elevar dichas ayudas a 1,8 millones, una cifra relevante, dado el elevado porcentaje de pymes en España. Las comunidades podrán acogerse a ese marco para la concesión de ayudas directas dirigidas a financiar costes como los arrendamientos, los gastos de suministro o la formación.