Nuevas subidas en los precios en origen del aceite de oliva

Se debe a la tregua con EE UU, el aumento de las ventas y la bajada de la producción

Cultivo tradicional
Vista de un olivar en la provincia de CórdobaSalasEFE

Los precios en origen del aceite de oliva experimentaron subidas durante la semana pasada debido, en parte, a la tregua alcanzada entre Estados Unidos y la Unión Europea para no aplicar durante cuatro meses la subida de aranceles puesta en marcha en el marco de la guerra sobre las ayudas públicas concedidas a los fabricantes aeronáuticos Airbus y Boeing. Pero no fue el único factor que contribuyó a esos incrementos, ya que también se conocieron las últimas previsiones sobre producción, que será más corta de la que se esperaba inicialmente, así como los buenos datos de comercialización correspondientes al mes de febrero.

Según fuentes de la cooperativa de segundo grado Oleoestepa, se cerraron operaciones a partir de 2.850 euros en aceite extra frente a los 2.800 que se alcanzaron en la semana anterior; el virgen se mantuvo estable en torno a los 2.550 euros y los lampantes subieron hasta 2.400 euros por tonelada frente a los 2.300 del periodo semanal anterior. En la Lonja de Extremadura se registraron subidas generalizadas en las tres categorías, que, además, fueron significativas, ya que oscilaron entre los 100 y los 150 euros. Por su parte, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar también anotó incrementos en los precios medios. En el caso del extra se estableció en 2.771 euros (2.702 la anterior), en virgen a 2.493 euros (2.473) y en lampantes a 2.313 euros (2.292).

Tras caer a 130.000 toneladas en enero, la comercialización de aceite de oliva aumentó de nuevo en febrero y rondó las 145.000 toneladas, según los datos provisionales facilitados al sector por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). La media mensual de ventas en lo que va de campaña se sitúa por encima de las 143.000 toneladas y asciende en esos cinco meses a 717.000 toneladas, un 11 por ciento más que en el mismo periodo de la anterior. En lo que respecta a la producción, en febrero se obtuvieron 221.740 toneladas, según esas mismas fuentes, lo que eleva la cifra total a 1,331 millones de toneladas. A esta cantidad habrá que sumar la que se alcance en marzo y los restos de abril y mayo mucho menos significativos. A la vista de lo anterior, y según indican desde ASAJA Jaén, la producción total de esta campaña no alcanzará 1,4 millones de toneladas, lo que supone un recorte del 17 por ciento respecto a las previsiones que se habían hecho inicialmente.

Desde ASAJA Córdoba han señalado, por su parte, que el consumo mundial se situará por encima de la producción, «lo que se está viendo reflejado de forma positiva en los precios, tendencia que debe continuar en las próximas semanas». Las existencias de aceite de oliva en España a finales de febrero eran de 1,19 millones de toneladas. Mientras tanto, en el sector hay una gran preocupación por el futuro de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) para este cultivo, a la vista de los proyectos que maneja el equipo de Luis Planas.