El ahorro y la contención del gasto disparan los depósitos de las familias a un récord histórico

Los hogares acumulan ya 919.100 millones de euros. Los depósitos conjuntos de hogares y empresas residentes en España se situaron en 1,204 billones

Sede de Banco de EspañaFoto: EUROPA PRESS - ARCHIVO

La pandemia se ha convertido en la mejor excusa para que las familias españolas hayan apostado por el conservadurismo económico, aunque no haya sido de forma consciente sino obligados por las circunstancias. De este modo, los depósitos que los hogares tenían acumulados hasta el mes de febrero en las entidades financieras crecieron un 0,17% respecto del mes anterior, hasta alcanzar los 919.100 millones de euros, un nuevo récord histórico y la cifra más elevada desde 1989, desde que empezaron a contabilizarse estos registros, según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España.

Desde el pasado mes de marzo -cuando el Gobierno decretó el primer Gran Confinamiento- y a medida que empeoraba la crisis económica por la pandemia, los hogares optaron por la absoluta prudencia en sus gastos, ya fuera por imposibilidad o por obligación. En los últimos doce meses, la tendencia de los hogares ha sido la de aumentar de forma sostenida los depósitos bancarios en previsión de los malos tiempos y ante las obligaciones tributarias. Así, el incremento ha sido del 7,9%, lo que traducido en dinero contante y sonante significan 67.200 millones de euros. Sólo en los dos primeros meses de este año, las cuentas bancarias de las familias han sumado 1.600 millones de euros.

Si se tiene en cuenta la suma de los depósitos de hogares y empresas residentes en España, el cómputo absoluto ha tenido un aumento en términos interanuales del 9,16%. No así si nos atenemos a la situación del último mes, ya que estos depósitos conjuntos bajaron un 0,06% con respecto a enero, hasta el global de 1,204 billones de euros, es decir, 800 millones de euros menos. Por ello, mientras los depósitos de los hogares acumulan ya seis meses consecutivos al alza, los de las empresas no financieras se redujeron en febrero por segundo mes seguido, lo que muestra los primeros síntomas de problemas de solvencia de las compañías, que deben recurrir a sus recursos para hacer frente a su situación financiera.

En cuanto a los datos desglosados, los depósitos de las sociedades no financieras siguieron en febrero la tendencia inversa y se situaron en 285.700 millones de euros, un 0,83% por debajo del mes previo -lo que se traduce en 2.400 millones de euros menos-, pero un 13,4% superior al dato de un año antes. A su vez, los depósitos del total de los residentes en España se redujeron un 0,13% en el segundo mes del ejercicio 2021, hasta 1,535 billones de euros, debido a las necesidades de liquidez derivadas de las restricciones a la actividad económica.

Respecto al año anterior, supone un aumento del 8,94%. En cuanto al importe de los depósitos de los residentes en España más el de los que están en el extranjero, éste también se redujo en febrero, en este caso un 0,06%, hasta 1,579 billones de euros. Sin embargo, respecto a un año antes, el incremento fue del 9,27%.

El Banco de España ha advertido en sus últimos informes de que este incremento no sólo se debe a la precaución y la previsión ante la pandemia, que limitan el gasto, sino que los españoles también ahorran porque temen una futura subida de impuestos. Para el Banco de España es plausible que “los hogares decidan mantener un nivel de ahorro relativamente elevado porque anticipen futuras subidas de impuestos en respuesta al notable incremento de la deuda pública que se ha producido en esta crisis”. El supervisor también ha puesto en duda que, una vez superado el peor momento de esta crisis, transformen sus depósitos en consumo. El temor podría “limitar parcialmente” esta posibilidad.