La sede de Indra acaba de renovar su certificado LEED Oro
La sede de Indra acaba de renovar su certificado LEED OroLa Razón

Minsait apuesta por edificios «smart» para una ciudad más sostenible

Pese al parón en el transporte y la industria, durante el confinamiento continuaron las emisiones de CO2. La razón: edificios contaminantes que escapan a nuestro radar

El confinamiento debido a la pandemia por el coronavirus redujo los niveles de CO2 en la atmósfera. Pero aun paralizando prácticamente el uso de los automóviles y de la actividad en general, las emisiones en las grandes ciudades siguieron produciéndose. La causa principal de este fenómeno es que, trabajando desde nuestras casas o desde las oficinas, los edificios contaminan y consumen, y mucho.

Pasamos el 90% de nuestro tiempo dentro de edificios que, para hacernos una idea, son los responsables del 40% del consumo energético, del 39% de las emisiones de CO2 y del 14% del consumo de agua.

Esta realidad es bien conocida, pero ha sido poco atendida. Hace más de 10 años el Programa de la ONU para el Medio Ambiente hacía hincapié en ello, publicando estudios que mostraban cómo los edificios inteligentes podrían contribuir significativamente a la reducción de los riesgos del cambio climático con un pequeño costo. Es, por tanto, una cuestión de compromiso y de tomar medidas que involucren a los actores afectados y, como no, de apostar por la tecnología.

Por otro lado, las edificaciones sostenibles e inteligentes son una oportunidad para potenciar la llamada economía verde puesto que, además de reducir el impacto medioambiental llevan asociados un gran número de nuevos puestos de trabajo. Hace solo unos meses, la Comisión Europea situó la rehabilitación de los edificios, en especial lo referente a su eficiencia energética, como una de las siete áreas de actuación para reactivar la economía en los países europeos. Por su parte, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cifra en unos 200.000, los puestos de trabajo que se crearían en España a partir de un plan de rehabilitación y restauración de viviendas de dos años.

En este sentido, Minsait, una compañía de Indra, se ha convertido en una de las empresas de referencia a la hora de gestionar un modelo de desarrollo sostenible en edificaciones de empresas, que permite reducir las emisiones de CO2, así como el gasto de agua y energía.

Minsait ofrece soluciones digitales para el crecimiento sostenible, en su dimensión social y económica, para la gestión eficiente de la energía para los puntos de consumo, digitalización de la vigilancia medioambiental, gestión del agua o gestión de residuos, que ayudan a las organizaciones a mejorar su desempeño ambiental. Desarrolla proyectos de consultoría para la implantación de sistemas de gestión ambiental y energética basados en normativa ISO, que reducen, minimizan o eliminan los riesgos ambientales y energéticos que generan las actividades empresariales. Además, ayuda a lograr certificaciones en edificación sostenible, sin descuidar la eficiencia y competitividad, tanto de nuevas construcciones como de edificios ya existentes.

En este último campo, Minsait se ha convertido en la empresa de referencia en España para que las organizaciones logren certificaciones en edificación sostenible, consiguiendo que el 100% de los edificios para los que ha prestado sus servicios de consultoría hayan sido certificados gracias a un equipo especializado en estas certificaciones (normas LEED, BREEAM, WELL, ISO 14001, ISO 50001, entre otras).

Numerosos casos de éxito

Minsait ayuda a sus clientes a minimizar los impactos ambientales y energéticos y a fomentar una construcción y mantenimiento más eficiente de las instalaciones. Entre estos, se encuentran destacadas entidades financieras y empresas de los sectores de la construcción, textil y tecnológico. Son muchas las compañías que actualmente trabajan con Minsait en mejorar su desempeño sostenible, independientemente de su tamaño o sector de actividad, porque las hace más competitivas, puesto que la sostenibilidad genera innovación, disminuye riesgos y mejora su reputación.

Sin ir más lejos, la propia sede de Indra acaba de renovar su certificado LEED Oro, que consiguió por primera vez en 2016.

Otro ejemplo significativo en el que Minsait ha aplicado su conocimiento y tecnología para conseguir edificios más sostenibles con resultados excepcionales lo encontramos en clientes referentes dentro del Real Estate. Por ejemplo, el Parque Empresarial Atica XIX, en Pozuelo (Madrid), propiedad de Merlin Properties que cuenta con el certificado LEED EBOM Oro, el prestigioso estándar internacional que incentiva la reducción del impacto de las edificaciones sobre el medio ambiente y las personas. Tras las mejoras, los edificios y zonas comunes pueden consumir entre un 35% y un 45% menos de energía, alcanzar ahorros de casi un 40% en el agua de grifo y compensar más de 300TM de CO2 en las emisiones a la atmósfera.

En diversos edificios municipales en Palencia, Minsait ha implantado una solución inteligente de gestión energética, que optimiza el consumo de la energía y del agua mediante la monitorización constante y el análisis de los datos en tiempo real. El resultado no es nada despreciable: un ahorro de hasta un 40% de los costes energéticos y de la huella de carbono.

Este ahorro es de vital importancia, si se tiene en cuenta que los gastos de operación de un edificio, una vez finalizada su construcción, suponen un 80% del total de su coste y que, alrededor de la mitad de estos gastos se deben al consumo de energía de los equipos de aire acondicionado e iluminación, en cuya producción además se genera el 90% del CO2 emitido durante toda la vida útil del edificio.

La compañía también se está posicionando en el desarrollo de las soluciones Smart Building, Smart Home, Smart Store y Smart Industry 4.0, basadas en los nuevos entornos tecnológicos como Internet of Things (IoT) y Big Data, para dotar a los edificios, hogares, comercios e industria de sistemas de monitorización y control automatizado.

La edificación de vivienda sostenible ha permitido, por ejemplo, un ahorro del consumo del 44% con la construcción de las 80 viviendas de Arroyo Bodonal en Tres Cantos y un 63% menos de emisiones de CO2 en las 150 viviendas en una urbanización de Las Rozas, ambas en Madrid.