BFA perdió 5.517 millones en 2020 por el ajuste contable de Bankia

Esas pérdidas, al margen de la actividad financiera de Bankia, no afectan a la capacidad de recuperación de las ayudas públicas, ya que la cifra final se conocerá una vez que se complete la desinversión del 16%

Sucursal de Bankia
Sucursal de Bankia©Gonzalo Pérez MataLa Razón.

BFA, matriz de Bankia, registró en 2020 unas pérdidas de 5.517 millones de euros, por un efecto puramente contable provocado por la desconsolidación de Bankia, a raíz del anuncio en septiembre del año pasado de la fusión con CaixaBank, que se ha materializado en el primer trimestre de 2021. Según las cuentas consolidadas de BFA, sociedad a través de la que el Estado, mediante el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) controlaba más del 60% del capital de Bankia, que ahora pasa a ser el 16,1% de CaixaBank.

Fuentes de BFA explican este sábado a Efe que “se trata de un ajuste contable, no vinculado en absoluto a la actividad financiera y comercial de Bankia”, que en el ejercicio pasado tuvo un beneficio de 230 millones de euros. En concreto, siguiendo los requerimientos de la normativa, al pasar la participación de valor contable a valor de mercado, se registra un ajuste de 5.585 millones. Esta cuantía es la diferencia del valor contable de Bankia, de 13.080 millones, y el valor razonable de las acciones tras el canje (4.448 millones), que da como resultado un deterioro de 8.632 millones, de el que se excluyen, siguiendo la normativa contable, una serie de activos, con lo que el ajuste queda en 5.585 millones.

Esas pérdidas, sin embargo, no afectan directamente a la capacidad de recuperación de las ayudas públicas, ya que la cifra se conocerá una vez que se complete la desinversión del 16 % que el FROB tiene ahora en CaixaBank. Actualmente, una vez realizada la fusión, la valoración de la participación de BFA en CaixaBank supera los 3.300 millones, y el patrimonio de BFA, que sería la cuantía que las arcas públicas recuperarían hoy, se sitúa en algo más de 4.600 millones.

Por su parte, según reflejan las cuentas individuales de BFA, las que recogen la participación en Bankia a valor de mercado, la sociedad ha registrado unas pérdidas contables de 832 millones de euros en 2020 por la reducción del valor de la acción con respecto al ejercicio anterior. De esta manera, la sociedad redujo sus pérdidas un 33 % en comparación con 2019, cuando la cuantía fue de 1.246,3 millones.