Telefónica: nuevas capacidades para liderar una nueva era

La compañía presidida por José María Álvarez-Pallete trabaja sin descanso en su plan estratégico para liderar una transformación digital justa e inclusiva, en la que todos se sientan preparados para capturar sus ventajas y oportunidades

Imagen de Distrito Telefónica, la sede de la compañía en Madrid
Imagen de Distrito Telefónica, la sede de la compañía en MadridLa Razón

Inmersos en plena revolución digital ante la que se suceden con gran rapidez avances tecnológicos donde la adopción es la norma para sobrevivir, surge la necesidad de encontrar nuevos perfiles profesionales formados en habilidades digitales que estén preparados para el reto tecnológico que tenemos ante nosotros. Las compañías han demostrado una gran capacidad de adopción ante las nuevas realidades que vivimos; nuevas formas de trabajo, nuevas formas de consumir, nuevas formas de relacionarnos, que, intensificado con la crisis sanitaria, nos lleva a un nuevo paradigma con nuevos hábitos en los que la tecnología está y estará más presente que nunca en nuestra historia. Para encarar los retos y las oportunidades que ofrece este escenario, Telefónica cree en la necesidad de liderar con el ejemplo y aplicar este principio sobre la correcta utilización de la tecnología y su humanización para así poder actuar como agentes del cambio. La compañía lo evidencia desde su propio propósito, consistente en “hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas”. El convencimiento de que la tecnología debe mejorar la vida de las personas impulsó también a Telefónica a proponer un Pacto Digital en 2020. En él, propone gestionar la transición digital poniendo a las personas en el centro e impulsar una transición hacia un nuevo modelo económico y social basado en la digitalización y la sostenibilidad. La sociedad espera más de las empresas y Telefónica considera que tiene la responsabilidad de atender esta necesidad; dar un paso al frente y adelantarse para mejorar la vida de las personas, anticiparse para poder prestar un mejor servicio a sus clientes y ofrecer a las empresas las soluciones necesarias para el nuevo paradigma que estamos viviendo, acompañándolos con el mejor talento formado en las habilidades tecnológicas que se necesitan. Para ello, y partiendo de la premisa de que con la digitalización y la tecnología “la única constante será el cambio”, Telefónica aboga por fomentar y propiciar “una actitud de ‘aprendizaje a lo largo de la vida’”. Telefónica defiende una digitalización inclusiva, al alcance de todos y de la que nadie quede fuera, para lo cual resulta fundamental trabajar las capacidades digitales y tecnológicas de las personas. Una tecnología humana necesita que las personas entiendan, sientan y perciban en primera persona lo que supone precisamente esa tecnología, que no lo vean como algo ajeno o amenazante, sino como la oportunidad que representa. Acabar con la brecha digital implica acabar con la brecha de adopción, y eso pasa por reforzar las habilidades y los conocimientos digitales de los ciudadanos. El ejemplo de SkillsBank. Precisamente para confirmar que lidera con el ejemplo, Telefónica, apoyada en el convencimiento de reforzar las capacidades para anticiparse a las necesidades que demanda la evolución y continuidad de negocio, ha puesto a disposición de sus trabajadores una plataforma para impulsar la actualización de sus habilidades profesionales. Se trata de una herramienta que permite elegir las opciones de desarrollo en línea con los objetivos de la compañía. La plataforma, que recibe el nombre de SkillsBank, ofrece una atención individual y personalizada, proponiendo de manera automática a cada persona aquellas habilidades sobre las que debe valorarse. Además, en función de las singularidades de cada persona (sus puntos fuertes y sus intereses), le recomienda en qué habilidades debe invertir formándose para el futuro. SkillsBank va más allá utilizando Big Data e Inteligencia Artificial para recomendar puestos de futuro, contenidos formativos e incluso vacantes para crecimiento profesional. Esta iniciativa se suma a otras que ya tienen en marcha, poniendo de manifiesto la firme apuesta de Telefónica por su talento interno. Haciendo accesible a sus empleados una herramienta digital que los acompañe y ayude a dirigir su carrera profesional hacia nuevos perfiles que serán demandados en el futuro próximo, que hoy no existen, pero que ya empiezan a dibujarse, para que estén preparados para el reto social que supone la digitalización. Los nuevos tiempos requieren nuevas respuestas. Telefónica lo tiene claro, de ahí su empeño en proponer un aprendizaje continuo y motivador, a lo largo de la vida, para que las ventajas de la transformación digital lleguen y beneficien a todos. Nuevas capacidades para liderar una nueva era.