¿Cómo debe actuar la aerolínea si mi vuelo se desvía a un aeropuerto cercano?

Aterrizar en un destino distinto al previsto trastoca los planes de los pasajeros y hace que se pregunten cómo llegarán al lugar que figura en el billete y quién asumirá el coste del desplazamiento

Una mujer con una maleta en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Una mujer con una maleta en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-BarajasAlejandro Martínez Vélez Europa Press

Huelgas, incendios, drones invadiendo el espacio aéreo o alta densidad de vuelos. Estos son algunos de los motivos por los que su vuelo puede ser desviado a otro aeropuerto. Aterrizar en un destino distinto al previsto trastoca los planes de los pasajeros y hace que se pregunten cómo llegarán al lugar que figura en el billete y quién asumirá el coste del desplazamiento. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha disipado las dudas con un reciente sentencia según la cual, en el caso de que un vuelo sea desviado a un aeropuerto cercano al destino, es la aerolínea la que debe asumir el gasto de transporte hasta el lugar de llegada previsto aunque no estará obligada a pagar una compensación.

La Justicia europea responde así al caso de un pasajero de la compañía Austrian Airlines cuyo vuelo entre Viena y Berlín-Tegel, fue desviado y aterrizó con una hora de retraso en Berlín-Schönefeld, aeropuerto que se encuentra en el estado federal vecino al de la capital alemana. El pasajero denuncia que el segundo aeropuerto se encuentra mucho más lejos que el primero de su domicilio y que tuvo que asumir el coste de ese traslado, por lo que reclama una compensación de 250 euros.

Aunque el Tribunal le niega la indemnización por llegar con una hora de retraso, el Tribunal reconoce que el pasajero tiene derecho al reembolso de las cantidades que haya tenido que desembolsar y que resulten “necesarias, apropiadas y razonables” para paliar la deficiencia de la compañía aérea por no asumir el deber de transportar al pasajero a su destino final.

El caso del cierre del Aeropuerto de Alicante

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) recordó que esta debe ser la forma de proceder en caso de desvío cuando en enero de 2020 un incendio en el Aeropuerto de Alicante provocó su cierre temporal. AESA señaló lo siguiente: “En los vuelos afectados con origen Alicante, si la compañía ofrece la salida desde otro aeropuerto debe trasladar al pasajero hasta ese aeropuerto. En los vuelos con destino Alicante, que hayan sido desviados a otros aeropuertos, la aerolínea debe proporcionar al pasajero su traslado hasta el destino final”. En este caso, los pasajeros tampoco tuvieron derecho a recibir una compensación por retrasos o cancelación por tratarse de una circunstancia extraordinaria.

¿Cuándo tiene derecho a indemnización?

Sin embargo, si esos retrasos superan una cierta cantidad de horas y no se trata de una circunstancia que escapa al control de la aerolínea, la compañía deberá ofrecer los siguientes servicios e indemnizaciones, según el Reglamento (CE) n° 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo:

-Si el retraso supera las dos horas, el pasajero tiene derecho a información y asistencia, comida y bebida más dos llamadas.

-Si supera las tres horas de retraso, además de acceder a los servicios anteriores, también tiene derecho a alojamiento y traslado, si fuera necesario quedarse a dormir. Por otro lado, a partir de las tres horas de retraso surge el derecho a recibir una indemnización, cuya cuantía variará en función de la distancia de vuelo. La compensación es de 250 euros para vuelos de hasta 1500 kilómetros; de 400 euros para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1500 kilómetros y para todos los demás vuelos de entre 1500 y 3500 kilómetros; y de 600 euros para todos los vuelos que superen los 3.500 kilómetros. No obstante, estas compensaciones se reducen a la mitad si se acepta viajar en otro vuelo con un retraso de 2, 3 o 4 horas respectivamente.

-Si se superan las cinco horas de retraso, el pasajero tiene derecho a elegir entre viajar (transporte alternativo) o que le devuelvan el importe pagado por su vuelo retrasado. Y se mantiene igualmente el derecho a recibir una indemnización.