Bankinter gana 148 millones en el primer trimestre y descarta ajustes de empleo

El director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, no tiene previsto dotar nuevas provisiones extraordinarias por el impacto de la pandemia

El director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, durante la presentación de resultados del primer trimestre de 2021
El director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, durante la presentación de resultados del primer trimestre de 2021BankinterBankinter/EFE

Bankinter obtuvo un beneficio neto de 148,3 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un aumento interanual del 13,8% con “fuerte” impulso del negocio bancario y con clientes. A pesar de un arranque aún “complicado” en 2012, la cuenta creció en “todos los márgenes y líneas de negocio”, que al igual que el beneficio trimestral, “son superiores no solo respecto al primer trimestre de 2020” sino “también frente al primer trimestre de 2019, el año anterior a la pandemia”, según detalló el director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, en representación de la consejera delegada, María Dolores Dancausa, aislada tras contagiarse de coronavirus.

Las cuentas aún incluyen los resultados de Línea Directa Aseguradora, que se escindirá y saldrá a cotizar a Bolsa el próximo día 29. Por divisiones, el negocio bancario antes de impuestos creció un 14,7% interanual, hasta los 160,6 millones; y el generado por la filial aseguradora aumentó un 2,2%, hasta los 39,4 millones de euros. La mejora de la cuenta se tradujo en una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 11,3%, que supera al 10,2% del primer trimestre de 2020, cuando la pandemia apenas había afectado comercialmente al negocio, y se sitúa muy por encima del 7% con que cerró el pasado ejercicio por las voluminosas provisiones para encarar potenciales deterioros de la crisis.

Bankinter reivindicó que mantiene su rentabilidad y su calidad de activos “en situación privilegiada respecto a sus comparables en España, y con una solvencia reforzada que supera holgadamente las exigencias del BCE”. Por su parte, la morosidad mejoró y bajó en 21 puntos básicos, hasta el 2,37%, y con una cobertura del 62% gracias a las huchas realizadas de provisiones para encarar eventuales impagos y deterioros. En cuando a la liquidez, el banco cuenta con más depósitos de clientes que créditos, de forma que cubre al 104,3% los créditos que otorga a clientes y solo prevé vencimientos de deuda por valor de 200 millones de euros este año y de 1.000 millones para el ejercicio 2022.

Con estos resultados, Díaz ha rechazado que el banco vaya a realizar un recorte de plantilla “en el presente o en el futuro”, desmarcándose así de la tendencia del sector financiero español de seguir ajustando empleo. En un escenario en que la banca española está en plena reestructuración de plantillas, Díaz se ha mostrado tajante: el banco no esta pensando ni en el presente ni en el futuro en realizar algún ajuste. “Nosotros, desde el inicio de la pandemia, nos comprometimos a garantizar la salud de nuestros empleados y la salud de nuestros clientes, a mantener una estrecha y cercana relación con los clientes (manteniendo e incluso mejorando la calidad del servicio) y nos comprometimos a garantizar la estabilidad de la platilla, después de innumerables años de crecimiento consecutivo de la plantilla del banco. Este compromiso sigue completamente intacto”, ha explicado el director financiero de Bankinter.

Asimismo, Díaz ha asegurado que el banco no tiene previsto dotar nuevas provisiones extraordinarias por el impacto de la pandemia, pese a que el Banco de España ha reiterado la necesidad de que las entidades bancarias españolas sigan reforzando sus provisiones ante el previsible aumento de la morosidad. “Podemos asegurar que estamos en comunicación constante con el regulador y que en ese sentido no hemos recibido ningún mensaje”, ha asegurado al respecto el director financiero de Bankinter.

La entidad no ha realizado provisiones extraordinarias por el coronavirus en el primer trimestre del año ni tiene previsto hacerlo en los próximos meses, pues las dotaciones pasadas se realizaron en función del escenario macroeconómico que dibujaban tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE) para los próximos tres años, que se actualiza trimestralmente y “ha mejorado”. “Seguimos dotando el riesgo recurrente, pero no hay ningún motivo para dotar un riesgo extraordinario”, ha indicado el directivo.

En otro orden de cosas, Díaz ha comunicado que Bankinter sí seguirá presentando trimestralmente sus resultados, pese al cambio en la ley de sociedades de capital que posibilita a las cotizadas no hacerlo, y ha descartado ofrecer a sus clientes la posibilidad de invertir en bitcoin hasta que el producto se enmarque en “una regulación que sea rigurosa”.