Clamor sindical contra BBVA: 158 millones en bonus para directivos con un ERE de 3.800 personas en marcha

El presidente Carlos Torres pasará de ganar 4,10 a 6,9 millones, y el consejero delegado, Onur Genç, casi duplicará sus ingresos, de 3,4 a 6,32 millones. La gratificación se repartirá a 339 directivos

Thumbnail

BBVA ha puesto sobre la mesa de los sindicatos su plan de despidos para este año: casi 3.800 empleados en España, además del cierre de 530 oficinas, el 21,3% de su red, y lo ha hecho sin haber realizado ningún proceso de fusión. En concreto son 3.798 trabajadores, que representan el 16,3% de una plantilla de 23.300. El mayor recorte de personal se realizará en la red de oficinas, unas 3.000 bajas, alrededor de un 21%, mientras que de los servicios centrales saldrían las 798 personas restantes, el 5%.

La indignación de los sindicatos ha sido inmediata y han descartado de inmediato esta propuesta, “por exagerada y fuera de la realidad de la entidad”, manifestaron a LA RAZÓN fuentes de CC OO, que han recordado que esta misma semana, en la junta accionistas, se aprobó la entrega de un bonus de casi 158 millones de euros. Esto ha provocado que Gobierno y sindicatos salieran ayer en tropel para cargar contra los sueldos y los bonus que recibirán 339 altos directivos de BBVA.

En concreto será 157,8 millones de euros en gratificaciones, algo que desde CC OO se ve como “una provocación insostenible, escandalosa e indignante. Ni siquiera entendemos que se lo hayan planteado”. Pese a que las centrales sindicales votaron en contra durante la junta de accionistas, estos emolumentos extra fueron aprobados y se repartirán este mismo año. Los más beneficiados serán el presidente, Carlos Torres, que disparará en más de dos millones de euros su retribución, que pasará de 4,10 a 6,9 millones, y el consejero delegado, el turco Onur Genç, que casi duplicará sus ingresos, de 3,4 a 6,32 millones.

Para CC OO, esta decisión es “una vergüenza y una provocación” cuando se está planteando despedir a 3.800 personas. “Es insostenible, escandaloso e indignante que siquiera se lo hayan planteado”. Además, han cargado contra los desproporcionados sueldos que manejan los directivos “mientras se despide a trabajadores con unos sueldos tan bajos”. Desde este sindicato advierten de movilizaciones si se mantiene el plan de la dirección. “Detrás de estos números hay personas y sus familias, que se van a quedar sin fuente de ingresos mientras la alta dirección mantiene e incrementa unos sueldos millonarios, que no se corresponden con la gravedad de la situación de sus trabajadores”.

En la misma línea se ha expresado UGT, que ha calificado las cifras de “escalofriantes” y ha lamentado que la entidad no espere al fin de la pandemia para ver el verdadero alcance de los ajustes, ya que “volverán a tener los mismos beneficios millonarios de los últimos años”, pero esta vez habrán dejado atrás “a miles de trabajadores”.

En cuanto se conoció la intención de BBVA se plantear este ERE, varios miembros del Gobierno salieron para criticar con dureza esta decisión. La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, reclamó «responsabilidad» a los banqueros y criticó “se paguen unos sueldos y unos bonus inaceptables” a los directivos de BBVA mientras un expedientes de empleo de casi 4.000 personas. Por eso, pidió ayer al Banco de España que intervenga para que “vigilen” estas decisiones y que “el ajuste sea en todas las partes”.

Por su lado, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, pidió se deberían recordar las ayudas públicas recibidas durante la anterior crisis por los bancos, que les permitió “limpiar sus balances con ayudas públicas, incluso con la asunción de deuda por parte del Estado en la Sareb”. Desde Bruselas, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afeó a los bancos que “no son tiempos para plantear ERE” y ha defendido que todos deben remar hacia el “mantenimiento del empleo”.