El ocio nocturno pide cambios normativos del plan ayudas para que no quede fuera el 80% de los locales

La patronal España de Noche reclama 800 millones en ayudas para poder recuperar el sector y que Hacienda les permita recibir el dinero pese a mantener deudas fiscales. “Llevamos cerrados más de un año”, recuerdan

Imagen de la discoteca Joy Eslava, en la calle Arenal de Madrid, cerrada por la crisis
Imagen de la discoteca Joy Eslava, en la calle Arenal de Madrid, cerrada por la crisisJesús G. FeriaLa Razon

El ocio nocturno empieza a ver la luz al final del túnel con el fin de las restricciones de movilidad, del toque de queda y los cierres perimetrales, que quedarán anulados con el levantamiento del Estado de Alarma que el Gobierno tiene previsto terminar el próximo 9 de mayo. La intención de los empresarios de la noche es reabrir las 11.567 empresas que han sobrevivido al apocalipsis pandémico e intentar recuperar el mayor número posibles de locales perdidos, casi 5.000.

El sector encara con “moderado optimismo” el fin de las restricciones, pero solicita seguridad jurídica y económica para afrontar con garantías la postpandemia. En un comunicado, la patronal España de Noche exige al Ejecutivo de Pedro Sánchez una desescalada “ordenada y planificada” del sector, para no volver “a caer en los errores del pasado”. Reprochan los empresarios que las decisiones tomadas por las instituciones ha costado el cierre de 4.933 locales de ocio, el 29,8% de los 16.500 que existían en marzo de 2020, por culpa de cierre forzoso de la actividad y “sin ayudas económicas acordes al sacrificio que hemos tenido que hacer las empresas del sector”.

Por ello, exigen al Gobierno que no les dejen fuera del Plan de Ayudas de Medidas Extraordinarias de Apoyo a la Solvencia Empresarial, y que la inyección de recursos económicos a las pymes reconozca “la especial vulnerabilidad, el sufrimiento y la crítica situación de las empresas de ocio nocturno”, para que se les garantice un paquete económico “cerrado y exclusivo” para estos locales, cuya cantidad deben estar en torno a los 800 millones de los 11.000 millones transferidos a las comunidades autónomas. Con ese dinero se cubriría al menos el 20% de las pérdidas acumuladas en 2020 para las pymes del sector en todas las regiones.

En este sentido, el sector del ocio nocturno advierte de que este plan no puede penalizar a las empresas de más de 10 trabajadores, como pretende el Gobierno, ya que significa excluir a más del 80% de las empresas del sector, que cada día que pasa acumulan pérdidas de hasta 800 euros al día, es decir 115.000 por pub y 325.000 por discoteca, después de 13 meses sin actividad. La patronal considera que es fundamental que se incorporen “cambios fundamentales” para que las ayudas no dejen fuera a ninguna empresa que pueda tener deudas con Hacienda o las administraciones públicas, teniendo en cuenta que éstas llevan un año sin prácticamente actividad y acumulan deudas, apremios y embargos de la administración. “No se ha mostrado la más mínima sensibilidad con nosotros”.