El milagro de Madrid: crea 40.400 empleos, España pierde 137.500

España destruyó 137.500 empleos en el primer trimestre, según la EPA, aunque la cifra de parados cayó en 65.800 personas. En el último año se han perdido 474.500 empleos y hay 341.000 parados más, con 1.226.200 hogares con todos en paro

Thumbnail

La Comunidad de Madrid registró una recuperación del mercado laboral más fuerte que el resto de regiones, con 50.300 desempleados menos, cinco veces más que la media española.

En el conjunto nacional, el número de desempleados disminuyó en 65.800 personas y se situó en los 3.653.900 desempleados, lo que rebajó 14 centésimas la tasa de paro, hasta el 15,98%, según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En los 12 últimos meses el paro ha aumentado en 341.000 personas (10,29%), según la EPA.

El número de ocupados disminuyó en 137.500 personas, hasta los 19.206.800 trabajadores, durante el primer trimestre del año, marcado por el impacto de la tercera ola de la pandemia y la nevada Filomena.

El descenso tanto del número de ocupados como del de parados ha sido posible porque se ha reducido en 203.400 personas la población activa, es decir, aquellas en edad de trabajar que tienen un empleo o lo están buscando, hasta situarse en los 22.860.700.

Por grupos de edad, se observa un incremento del paro este trimestre entre las personas de 55 y más años (10.900 parados más). Por el contrario, el número de parados baja en 55.300 entre los de 25 a 54 años y en 21.400 entre los menores de 25 años.

Solo tira el empleo público

En el último año se han perdido 474.500 trabajos, una caída del empleo del 2,41%. La ocupación aumenta este trimestre en 18.300 personas en el sector público y disminuye en 155.800 en el privado. En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 149.400 personas en el sector público y ha descendido en 623.900 en el privado.

Madrid, a la cabeza

Por regiones, el desempleo bajó en 50.300 personas en el primer trimestre del año en la Comunidad de Madrid, un 10,47 % menos que en el último trimestre de 2020, hasta situarse al término del pasado mes de marzo en 429.800 personas.

Con esta cifra, la tasa de paro en la Comunidad de Madrid al término de marzo era del 12,15%, más de tres puntos por debajo de la media nacional (15,98 %).

En comparación con el primer trimestre de 2020, que en sus últimos quince días estuvo marcado por el inicio de la pandemia, el número de desempleados ha aumentado en 56.800 personas en la región, un 15,25 % más. Por su parte la ocupación aumentó en Madrid en los primeros tres meses del año en 40.400 personas, un 1,32 % más, el incremento más alto de todas las comunidades autónomas.

Tras Madrid, Cataluña creó 33.300 empleos. Las mayores pérdidas de empleo se observan en Comunidad Valenciana (–40.200), Andalucía (–30.800) y Canarias (–27.400).

En el último año la ocupación crece en Castilla–La Mancha (13.200 ocupados más) y Región de Murcia (8.100). Los mayores descensos anuales de ocupación de dan en Canarias (–130.200), Comunidad Valenciana (–80.500) y Cataluña (–77.300).

Madrid queda con la sexta tasa de paro más baja (12,15%), por detrás de País Vasco (10,99%), Navarra (11,45%), Cantabria (11,88%), La Rioja (11,9%) y Aragón (12,10%).

Menos autónomos y asalariados

Los asalariados bajan este trimestre en 137.300. Los que tienen contrato indefinido se incrementan en 31.300, mientras que los de contrato temporal descienden en 168.600. En variación anual, el número de asalariados disminuye en 455.900 (el empleo indefinido baja en 145.400 personas y el temporal en 310.400). El número de trabajadores por cuenta propia baja en 12.300 este trimestre y en 29.900 en los 12 últimos meses.

1.226.200 hogares con todos en paro

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 29.200, hasta un total de 1.226.200. De ellos, 344.300 son unipersonales. Por su parte, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumenta en 17.600 y se sitúa en 10.418.900. De ellos, 2.054.000 son unipersonales. En comparativa anual, el número de hogares con al menos un activo en los que todos los activos están en paro ha aumentado en 152.400, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados se ha reducido en 277.500.