El rebote de la industria en 2021 se queda en un 10% en abril

La producción industrial acumula dos meses en positivo y subió en abril un 1,2% respecto a marzo

Economía/Motor.-Seat reduce un 43% su huella ambiental de producción desde 2010 y espera bajarla hasta un 50% para 2025
El sector del motor es el que mayor repunte de producción ha tenido FOTO: SEAT

La industria española repunta a ritmo de récord, aunque los números tienen trampa. La reactivación económica y las buenas perspectivas del plan de vacunación la han despertado, disparándola un 50,3% en abril, el mayor repunte respecto al mismo mes del año anterior desde 1975 y supera el que hasta ahora era el récord de la serie histórica, un avance del 17,8% anotado en abril de 1997. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la comparación se realiza con el dato de abril de 2020, en pleno confinamiento durante el primer estado de alarma y con la economía en hibernación total para cualquier actividad no esencial. El parón de ese mes de abril del año pasado provocó que la producción cayese un 34,1%, la mayor bajada de la serie histórica.

Los indicativos industriales acumulan en lo que va de año un alza media del 10,3%, un dato más acorde con la verdadera recuperación -un 11,3% en términos desestacionalizados-, pese a que esta cifra también está directamente relacionada con la reactivación tras el parón total. Así, la industria española acumula dos meses consecutivos en positivo, tras haber registrado en marzo su mayor subida en 24 años (15,4%), tras los retrocesos de febrero (-3,6%) y enero (-7,1%). A nivel intermensual -respecto a marzo-, el aumento fue de un 1,2%, un dato más relevante porque es el mayor despegue desde julio del año pasado, cuando se incrementó un 5,2%.

Todos los sectores registraron incrementos anuales de la producción durante el mes de abril. El mayor avance se lo anotaron los bienes de consumo duradero, con un aumento interanual del 229,7%, seguido de los bienes de equipo (+120,4%); los bienes intermedios (+61,3%); los bienes de consumo no duradero (+27,1%), y la energía (+13,7%). Respecto a las actividades que más incrementaron su producción en abril en tasa interanual fueron la confección de prendas de vestir (+321,4%) y la fabricación de muebles (+259,9%). Pero el mayor despegue se ha visto en la industria del motor -especialmente afectada por la paralización de la actividad durante el confinamiento-, que multiplicó por diez su actividad, hasta elevar su índice un 929,3% -hay que recordar que partía desde el cero absoluto-. Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial registró en abril una repunte interanual récord del 48,2%, tasa 35,3 puntos superior a la del mes anterior.

Más modestos fueron los crecimientos sectoriales en tasas mensuales positivas. Se notó especialmente en , bienes de consumo no duradero (+5,3%), seguido de los bienes de consumo duradero y los bienes intermedios, ambos con avances del 1,3%. Asimismo, la producción subió respecto a marzo en los bienes de equipo (+0,9%) y se mantuvo sin cambios en la energía (+0,8%). Por ramas de actividad, los incrementos mensuales más acusados de la producción se dieron en la industria del tabaco (+14,6%), la fabricación de vehículos de motor (+11,1%) y la fabricación de otro material de transporte (+8,2%).

Por otro lado, hay que destacar la complicada situación del sector textil, que pese a que en términos interanuales es de los que más crece, en el último mes contabilizado ha sufrido una caída del 7,5%. también caen otras industrias manufactureras (-6,2%) y artes gráficas (-6%).

La producción industrial aumentó en todas las comunidades autónomas en tasa interanual, especialmente en Navarra (un 79,3%), Galicia (76,4%), País Vasco (61,9%) y Asturias (60,6%). Las menores subidas se dieron en Murcia (+20,5%), Extremadura (+20,6%), Canarias (+21,9%), Andalucía (+30,7%) y Baleares (+33%), principalmente regiones con poca actividad industrial y gran peso del sector turístico.