Los precios se disparan un 2,7% en un año por los carburantes

Es la mayor subida del último lustro. El incremento en el último mes fue del 0,5%. El mayor despegue se produjo en las dos Castillas

El precio de los carburantes ha disparado los precios
El precio de los carburantes ha disparado los preciosERIC GAILLARDREUTERS

Carburantes, gasolinas y derivados. Estos han sido los principales responsables del incremento exponencial del índice de precios de consumo (IPC), que se disparó hasta el 2,7% en mayo, cinco décimas más que en abril y la tasa interanual más elevada desde febrero de 2017, cuando se situó en el 3%. Ese 0,5% de subida en mayo respecto al mes anterior encadena su quinta tasa positiva consecutiva, aunque son siete décimas menos que en abril. A este incremento de los precios en mayo ha contribuido, principalmente, el encarecimiento de las gasolinas, de los automóviles, de los aceites y grasas, y del gasóleo para calefacción, así como el comportamiento de los paquetes turísticos y el pescado y el marisco, cuyos precios bajaron en mayo de 2020 más que igual mes de 2021.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente -índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos- aumentó dos décimas, hasta el 0,2%, con lo que se sitúa dos puntos y medio por debajo de la del IPC general. Es la mayor diferencia entre el índice general y la subyacente desde que se comenzó a publicar esta última, en agosto de 1986. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) elevó su tasa interanual cuatro décimas, hasta el 2,4%, mientras que subió un 0,5% en tasa mensual.

Los grupos con influencia en la subida fueron el transporte, cuya tasa aumentó dos puntos, hasta el 9,4%, como consecuencia de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal. También influyó, aunque en menor medida, el incremento de los precios de los automóviles. Ocio y cultura, que aumentó su variación casi un punto y medio y se sitúa en el 0,2%, también influyó, al igual que alimentos y bebidas no alcohólicas, que registró una variación del 0,8%, cinco décimas por encima de la de abril. La vivienda también impactó, con una tasa del 10,4%, cuatro décimas superior a la del mes anterior.

En tasa mensual (mayo sobre abril), el IPC subió un 0,5%, siete décimas menos que en abril y su tercera tasa positiva consecutiva, impulsado por el encarecimiento de la luz, de los alimentos, las gasolinas, los hoteles y el vestido y el calzado por la nueva temporada primavera-verano. Lo que más se abarató en mayo respecto al mes de abril fueron los paquetes turísticos nacionales (-6,2%) y las legumbres y hortalizas (-4,6%). En cambio, lo que más subió de precio en relación al mes anterior fueron los otros aceites (+7,2%) y la fruta (+6,7%). En el último año (mayo de 2021 sobre mayo de 2020), lo que más ha subido de precio han sido los combustibles líquidos (+44,6%); la electricidad (+36,3%); otros aceites (+30%); la gasolina (+24,2%), y el gasóleo (+21,4%).

Por el contrario, lo que más se ha abaratado desde mayo de 2020 son los hoteles y hostales (-26,3%); los vuelos internacionales (-11,7%); los paquetes turísticos internacionales (-9,2%), la telefonía móvil (-8%), y los automóviles de segunda mano (-6,4%).

En mayo, todas las comunidades presentaron tasas interanuales positivas. La tasa anual del IPC aumentó en todas respecto a abril. El mayor incremento se produjo en Castilla y León y Castilla-La Mancha, con una subida de siete décimas en ambas. Por su parte, Principado de Asturias fue la comunidad donde menos subió. Las tasas más elevadas de mayo corresponden a Castilla-La Mancha (3,5%) y Navarra y Galicia, ambas con un 3,3%. La ciudad autónoma de Melilla, por su parte, disparó sus precios un 3,4% respecto a mayo de 2020. Por contra, las comunidades con los repuntes interanuales de precios más moderados son Canarias, con una tasa del 1,6%; Madrid, con un 2,1%, y Cataluña y La Rioja (2,6% en ambos casos). Ceuta, por su parte, registró en mayo un alza interanual de sus precios del 2,1%.